miércoles, 13 de febrero de 2008

Releyendo al poeta

En el apartado de "Últimas Lecturas", recomendaba los versos del recientemente fallecido ÁNGEL GONZÁLEZ, y precisamente me he vuelto a detener en la cadencia de su palabra y el contenido de su mensaje. Junto a Claudio Rodríguez, es el integrante de la Generación de los 50 que más me gusta. Ese tono sobrio, sencillo y directo de sus versos me resulta cercano, me invita a continuar leyéndolos. La sensación del paso de las estaciones, de la vida, que se intuye en poemas como los de "Otoños y Otras Luces" (Tusquets Editores, Nuevos textos sagrados, 2001), nos sitúan ante la profundidad de un hombre que contempla el mundo desde su edad y sus ojos de poeta, que es espectador de silencio y blancura, que goza la belleza y continúa asombrándose con la mirada y la compañía de las cosas, mientras aún sea posible, que con nostalgia acaso machadiana lamenta las pérdidas y la mudanza de las nubes, que lo es también del tiempo.

No hay comentarios: