jueves, 27 de noviembre de 2008

Ha muerto Ángel Campos Pámpano



Ayer leí en la prensa la noticia de la muerte del poeta y traductor extremeño Ángel Campos Pámpano. He de confesar que sentí una cierta encogida en el estómago. Sólo coincidí personalmente una vez con él, una tarde en Badajoz, hace ya varios años, tomamos unas cañas con otros amigos del gremio literario al salir de la presentación en una librería de la ciudad del libro de Julián Rodríguez "La Sombra y la Penumbra". Nos presentó nuestro común amigo Luis Sáez, hoy Director de la Editora Regional. Apenas intercambiamos unas palabras. Le vi luego alguna vez más, en el Congreso de la Asociación de Escritores o en Cáceres, en algún otro acto. Sí que pude disfrutar de su obra, de la lectura de sus versos. Como a tantos, me emocionó su "Semilla en la Nieve", y confieso que fue mi libro de cabecera mientras escribía "El último viaje", que dediqué a mis padres, también fallecidos, como entonces su madre. Ahora le ha tocado el turno a él, como nos tocará un día a nosotros. Al menos, le sobrevivirá para siempre la palabra, inmortal resonará en las estribaciones de la "raya" que tanto amó en vida. Cuántas coincidencias ha tenido su muerte con la de otra voz extremeña que se echa de menos, la de Dulce Chacón, también desaparecida hace ya dinco años. A ella le dedicabas en su día estos versos:

Hoy al recordar este verso caigo en la cuenta
que al igual que su autor tú has muerto joven
como dicen que mueren los que han amado mucho.


Descanse en paz.

Jesús M. Gómez Flores

No hay comentarios: