viernes, 31 de agosto de 2012

La Colección "Cosmópolis", de Editorial Pre-Textos


No conocía la colección Cosmópolis que publica la Editorial Pre-Textos y que ya ha superado los diez primeros títulos. Supe de su existencia casi por azar, a muchos pies de altura, en plena travesía de Europa a la vuelta de unos días pasados en la capital alemana. "Berlín" era precisamente el libro que una compañera de a bordo en el vuelo iba leyendo, y con cierta dificultad, sin caer en una excesiva indiscreción, pude atisbar desde mi asiento el nombre del autor y la editorial, para luego poder buscarlo en mi librería habitual. Parecía oportuno prolongar ese idilio con una ciudad que ya formaba parte del recuerdo pero aún muy viva y fresca en las imágenes, en los olores, en los sabores, esta vez a través de la literatura. No había sido nunca muy proclive a leer libros de viajes, pero ahora, los escenarios que otro podía haber construido partiendo de los mismos lugares que pocos días antes había recorrido yo mismo, sus experiencias e impresiones, me atraían vivamente. No me fue fácil conseguir el libro, y al abrirlo, descubro con satisfacción el acierto de aquel pálpito en medio de los cielos. Un Berlín como un puzzle ensamblado en virtud de treinta relatos breves, de no más de dos o tres páginas cada uno, y aderezado con sorprendentes fotografías, donde la palabra de Ales Steger, el viajero esloveno que surca los rincones y la cotidianeidad de la ciudad, se encarama con solvencia hasta el punto de ofrecer una visión de ella que me hace añorar más si cabe no haber podido conocerla mejor, escrutar sus peculiares señas de identidad marcadas a fuego a lomos de la Historia. Evocadora pues la forma en que Steger recorre Berlín y se alía con las armas de la lírica para dejarnos una semblanza inolvidable de sus lugares, de sus gentes. Me parece escuchar todavía a lo lejos el ronronear de los tranvías y el trasiego humano por los pasillos de la estación de Friedrichstrasse.






Al cerrar el libro, en la solapa de contraportada, descubro los once títulos que hasta ahora integran la colección Cosmópolis. Se me van los ojos al número 5, París, otra ciudad que no por haberla visitado varias veces dejará de atraerme con su especial influjo. No me queda lejos la librería El Buscón, y ya estoy en camino para decirle a Antonio que me lo pida.


No hay comentarios: