sábado, 5 de abril de 2014

Semana intensa en el Aula de la Palabra

Terminábamos ayer una semana intensa en el Aula de la Palabra. Habíamos comenzado el lunes, cuando nos visitó Ada Salas, para presentar junto al profesor Miguel Ángel Lama, su poemario "Limbo y otros poemas". Hacía tiempo que quien esto escribe no coincidía personalmente con la autora y la verdad es que la velada no pudo resultar más agradable, llena de recuerdos compartidos, vivencias literarias aderezadas por su intensa voz poética, sin duda una de las más autorizadas de la actual poesía española. Disfrutamos y aprendimos, como siempre en el Aula, a cada lectura de sus versos, sin duda no fáciles, pero cargados de profundidad y también de dureza, versos ornados de encabalgamientos audaces que la autora supo interpretar ante un público expectante y entregado. Nos llena de satisfacción haber tenido a Ada Salas en el Aula, en un curso al que apenas le quedan dos capítulos pero cuyo bagaje será difícilmente superable, en un momento en que se está fraguando el número 5 de Norbania, que precisamente comenzará con dos poemas suyos como antesala de todo el aluvión de voces femeninas que vendrá después. 





Igualmente fue de lo más gratificante la velada del viernes con David Morelló. Recién aterrizado en Cáceres, apenas unos instantes después de pisar el andén de la estación de ferrocarril, le teníamos en el Colegio Mayor "Francisco de Sande" para vestir la tarde de poesía, la de sus libros "El cielo no se toca", "Retorno de la luz" y "Réquiem por un hombre cualquiera", estos dos últimos publicados por Ediciones Vitruvio. Venía David de la mano de su amigo, el periodista y dinamizador de eventos Carlos Ortiz Pérez, que se iba a encargar de presentarle. Un tipo genial David Morelló, poeta de versos amplios y poderoso contenido, capaces de evocar y sacudir las conciencias. Poesía para un tiempo convulso donde el hombre como tal se la juega en la cuerda floja de la vida. Poeta e intérprete, desfiló con pasión por sus poemas hasta arrancarse finalmente con un martinete que dejó atónitos a los presentes, cautivos de su voz potente, envoltura idónea para un mensaje y un aliento poético incapaz de resistirse a los estrechos cauces del papel. 






2 comentarios:

El castúo dijo...

Buceando por la red os encontré y me parece una web muy interesante por la labor cultural que lleváis a cabo. Enhorabuena. También os quiero recomendar otra web bastante interesante que descubrí recién: http://norbacaesarina.blogspot.com.es/

Un saludo

David Morello dijo...

Gracias por las elogiosas palabras, queridos amigos de Norbanova. Fue un placer grande encontrarme con vosotros con la poesía cubriendo nuestro cielo. Un saludo.