domingo, 22 de febrero de 2015

Presentación de NORBANIA 6 en "Los Siete Jardines", con Alexandre Lacaze y nuestros colaboradores

Lo hicimos una vez más. Se cumplió de nuevo ese sueño que supone poner en pie un número más de Norbania, Revista de Literatura y Creación. Y ya van seis, desde aquel frío diciembre de 2011 en que nos estrenábamos, en el Gran Café, con la grata compañía de un numeroso grupo de autores y la música de Manuel Cobos. La tarde de hoy era muy distinta. Algo de desafío tenía, por la complicada apuesta de organizar una velada a la que sabíamos que acudirían muy pocos colaboradores de la publicación, -pues la mayor parte residen fuera de Cáceres y no podían acompañarnos-, pero para la que contábamos con el aliciente de un artista como Alexandre Lacaze, cuyas canciones podríamos degustar en directo entre las diversas lecturas. Toda una sorpresa también el intérprete, con una voz y un estilo que desde luego no dejan indiferente al público, que se ve sorprendido por su sonido y sus letras en francés, de efecto verdaderamente envolvente. 




Algunos momentos de la actuación de Alexandre Lacaze

Con ese menú y la incógnita de saber qué autores estarían con nosotros en Los Siete Jardines, se planteaba esta tarde de sábado de climatología tranquila en la que nuestro evento compartía parrilla con otros muchos acontecimientos culturales. La verdad es que una vez que Alex tomó su guitarra y comenzó a interpretar los temas de su disco "Les recifs de l'espoir", empezamos a estar más seguros de que aquello iba por buen camino. Aunque nos hubiera gustado que autores como Carlos Medrano o Raquel Lanseros inauguraran la sesión estrictamente literaria, leyendo de sus propios labios los textos que de ellos se han publicado en Norbania 6, espero sepan perdonarme por robarles un instante de protagonismo al permitirme poner voz a sus magníficos poemas. De vuelta Alex con una nueva canción, o eran dos, Je serais là,  Coquillage, rompieron el hielo por fin los autores allí presentes con la intervención de Mario Soler y Mario Peloche, con propuestas muy distintas, formas diferentes de entender la creación y la literatura, algo que valoramos mucho en Norbania, siempre orientada a la variedad, al mestizaje acaso. 


Mario Soler


Mario Peloche

En el privilegiado escenario el de Los Siete Jardines, continuábamos en esa línea de palabras y lenguajes compartidos alternando las variedades castellanas/catalanas de los poemas de Antonio María Flórez, que aunque no pudo acompañarnos, ya le andamos haciendo sitio en el Aula de la Palabra, donde en abril nos ofrecerá una lectura de su obra. No puedo olvidarme mencionar que las traducciones al catalán de los poemas que publicamos, procedentes de su libro "Desplazados del paraíso", fueron realizadas por la escritora y traductora Annalisa Marí Pegrum. 


Pilar López Ávila lee "Paraíso", de A. M. Flórez

En un nuevo turno para la música, Alexandre Lacaze nos interpretó Alice, y recordó su pasión por Hölderlin, con el tema "Les fleurs immortelles". Luego vendrían las improvisaciones de David Santiago Heraldo, tras lectura de uno de los poemas de Fernando de las Heras, y la encantadora selección de poemas y microcuentos de Beatriz Osés, que después de haber pasado por el Aula en diciembre, quiso repetir con Norbanova a través de su participación en Norbania. A punto de concluir, María Salud Galán recordó con su lectura a otro de los poetas que este año hemos tenido el placer de disfrutar en el Aula, Rafael Soler. 


David Santiago Heraldo


María Salud Galán


Beatriz Osés

Cierto es que hemos echado mucho de menos a los demás escritores y escritoras que no han podido acompañarnos. De ninguno nos hemos olvidado. Y otro tanto hemos de decir de los ilustradores y artistas plásticos, excepción hecha de Luis Rosado, que sí estuvo con nosotros, y a quien debemos su obra "La multiplicidad de las palabras", que reproducimos a continuación y que quiso crear en exclusiva para este número de Norbania


En todo caso, la Revista acaba de ver la luz y tiene todavía mucho recorrido antes de que pensemos si merece la pena embarcarse en la aventura de poner en marcha otra vez toda la maquinaria para prolongar este idilio con las letras y las imágenes. En esta travesía, albergamos la esperanza de que en otras presentaciones, que seguro llegarán, quienes hoy han faltado, o al menos, algunos de ellos, puedan estar con nosotros, si así lo desean.  Por encima de todo sin embargo, y antes de que Alex cerrara el acto, no podemos pasar por alto que Norbania vuelve a ser una publicación solidaria y que este número está ligado a la ayuda que desde Norbanova queremos prestar a la Asociación FEAFES-CÁCERES, Asociación de personas y familiares con enfermedad mental, cuya presidenta Queca Malpartida y varios de sus responsables nos hicieron el honor de compartir también con nosotros esta inolvidable velada. 

Recordemos que la Revista puede adquirirse en las librerías de Cáceres, Boxoyo Libros, El Buscón, Librería Cervantes y Psicopompo, Librería-Café. En breve estará disponible en más establecimientos y también pueden solicitarla directamente a la Asociación. 

No hay comentarios: