viernes, 22 de abril de 2016

Nuestros eventos en Abril.

Si tuvimos un comienzo de abril inolvidable con la visita de Juan María Calles, prosigue el calendario con un sinfín de eventos en los que Norbanova Cáceres ha sido o será protagonista. El pasado domingo, 17 de abril, nuestra Asociación recibía la "Medalla al mérito filatélico" otorgada por la Federación Filatélica Extremeña en su asamblea celebrada en 2015 en reconocimiento a la labor que la Sección de Coleccionismo de Norbanova viene desarrollando desde 2007 en colaboración estrecha con la Asociación Cultural Filatélica y Numismática Cacereña, emblemática e histórica entidad promotora de la cultura en nuestra ciudad a través del sello, con la que ha sido un verdadero privilegio poder colaborar. En estos años, Norbanova ha ayudado con su implicación en actividades como el diseño y realización de sellos personalizados, maquetación de la revista "Norba Filatélica", cuyo palmarés ha ido incrementándose con sucesivos premios obtenidos en las Exposiciones Filatélicas Nacionales (EXFILNA), elaboración de material gráfico para los actos realizados por la Asociación Filatélica de Cáceres (exposiciones, talleres, mercadillos, etc.), e incluso actividades organizadas por las dos Asociaciones en el marco del Aula de la Palabra, como fueron las conferencias de Juan Gil sobre la Vía de la Plata o la de los cronistas de Cáceres con motivo de la Exposición EXTREFIL 2013, dedicada a la figura de Isabel la Católica. Aunque el mérito verdaderamente corresponde a la Asociación Cultural Filatélica y Numismática Cacereña, estamos muy orgullosos de haber podido contribuir en esta extraordinaria labor y la Presidenta de nuestra Asociación, Pilar López Ávila, recogió la distinción muy satisfecha en la Asamblea que FEFIEX celebró en el Chalet de los Málaga (Cajalmendralejo), como decimos, el pasado domingo.  En la fotografía que sigue, posa junto al Presidente de la Federación Filatélica Extremeña, D. Jesús González Herrera y la Concejala de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Villanueva de la Serena, corporación también galardonada, Doña Mónica Calurano Vellarino. 


Ahora sin embargo, el protagonismo es para nuestra actividad literaria. Ayer se inauguró en Cáceres la XVII Edición de su Feria del Libro, en la que vamos a estar presentes un año más. Este será además un año especial, pues se conmemora el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. Publicaciones editadas por la Asociación Cultural Norbanova o de autores vinculadas a la misma se van a presentar en esta Feria en los próximos días. Así, el domingo 24, a las 12 de la mañana, las autoras Pilar López Ávila y Deli Cornejo darán a conocer su nuevo libro "El avecedario inventado", bajo el sello de TAU Editores y el miércoles 27, a las 19:45 horas, el Coordinador del Aula de la Palabra, Jesús M. Gómez y Flores, acompañado de la escritora Emilia Oliva presentará "El tacto de lo efímero", que ha publicado Ediciones Vitruvio.  



Mañana sábado, otra de nuestras publicaciones, la novela "Lágrimas para otra vida", de Alberto Navalón, perteneciente a la colección "Norbanova Narrativa" (número 3), y que ya lleva varias ediciones, se presentará en Badajoz, en Librería Mercurio, de la mano de la escritora y dinamizadora cultural Antonia Cerrato


Por fin, el viernes 29, también a partir de las 19:45 horas, le llegará el turno al número 6 de la colección "Norbanova Narrativa", la novela "La Colombiana", de José Antonio Leal Canales, que será presentada por la escritora Pilar Galán, que le precede en esa misma colección (Jueves Sociales,  número 5). Esperamos ya con ansiedad esta presentación que promete ser de lo más interesante, como lo es la obra de José Antonio Leal, que ya ha comenzado a venderse en librerías con gran aceptación del público. 








sábado, 2 de abril de 2016

Presentación de "Caminar tras el otoño". Juan María Calles en el Aula de la Palabra

Comenzamos abril con la presentación en el Aula de la Palabra del libro "Caminar tras el otoño", número 7 de la Colección "Norbanova Poesía", con la presencia de su autor, nacido en Cáceres, pero residente en Benicassim, Juan María Calles Moreno. Fue una velada de reencuentros: del poeta con su ciudad natal, con sus calles, su gastronomía, el encanto de su casco histórico y también con sus gentes, con los amigos, con sus lectores, aquellos que vienen siguiendo sus versos desde los tiempos de "Silencio celeste", el libro que en 1986 obtuvo el Premio Adonáis. Confesó el autor la ilusión que le hacía publicar en Cáceres, y agradeció a la Asociación Cultural Norbanova el haberlo hecho posible, al tiempo que manifestó su satisfacción por poder leer sus poemas en un espacio como el de la Biblioteca Pública, a la que definió como "La casa de los libros". No le faltaba razón, qué mejor punto de encuentro para la lectura que éste, y qué oportunidad la de escuchar tan cercana la voz del creador, dando vida a sus textos, liberando cada palabra, cada sentimiento, de la atadura de las páginas. Es lo que pudimos experimentar ayer quienes acudimos a la presentación de los poemas de Juan María Calles, esa complicidad que solo es posible obtener cuando los versos se escuchan de labios del propio poeta.  




         Aunque convive con la brisa y los duendes del Mediterráneo y concilia el sueño con el susurro envolvente de sus olas, su lenguaje, quizá porque su infancia discurrió entre los hermosos parajes de las Villuercas, a caballo de localidades como Berzocana, Torrejoncillo y Logrosán, conserva la impronta de ese mundo rural. Es  es ejemplo paradigmático de ello el hermosísimo poema “Los zapatos de mi padre”, muy representativo de la poética de Juan María Calles, por incorporar ese regusto de lo agreste y la conciencia del inexorable camino tras el otoño que tizna los versos que componen esta selección de su obra. Dice el poeta: 

“Mi alma cruzó la dehesa, abrazó las encinas y saludó a las águilas…vibré junto al viento entre las retamas”, pero también “mi alma fluye escuchando ese murmullo, esa sabiduría de los siglos, agua del tiempo en mi cabeza cana”.

         Son varios los poemas que Juan María Calles incluye en “Caminar tras el otoño”  y que proceden de su último libro “Una figura de barro”, que obtuvo el Premio Internacional de Poesía “Miguel Hernández”, en 2014.  Sin renunciar a sus claves temáticas, el lenguaje se construye a base de elementos de lo cotidiano y referencias metapoéticas.  Se convierte el poema en una travesía, en un lugar de encuentro, en el destino que guía el oficio del poeta, mientras transita a golpe de fotograma los paisajes de la vida, consciente de que el viaje lo es a ninguna parte, pisando las hojas desprendidas de los árboles que el otoño va dejando caer y que dibujan con sus caprichosas formas la deriva de los pasos.

Pero, mejor escuchemos directamente al autor mientras lee su poema "Alabanza de la Rosa":


La noche en Cáceres dejaba instantes para perderse entre sus contrastes de luz, para dar rienda suelta a la imaginación...



Nos hubiera gustado compartir más horas con Juan María Calles, pero tendremos que aguardar la promesa de un nuevo encuentro a orillas del Mediterráneo. 

Pronto será el turno de la narrativa. Ya tenemos en nuestras manos la novela "La colombiana", de José Antonio Leal Canales, y contamos los días para su estreno, en la próxima Feria del Libro de Cáceres.