sábado, 6 de mayo de 2017

Contando los días para NORBANIA

A estas alturas de curso, nuestro único farol en el horizonte se llama Norbania. Finalizadas las sesiones del Aula de la Palabra, que brillantemente clausuró la prolífica escritora Carmen Gil, pusimos todas nuestras energías en la edición de un libro que pusiera el broche de oro a las celebraciones del décimo aniversario de la creación de la Asociación Cultural Norbanova y la presentación del primer libro de la editorial. Tuvimos un hueco en la última Feria del Libro de Cáceres, donde recordamos nuestra trayectoria a lo largo de estos diez años tan intensamente vividos. Ahora queremos que sean los creadores quienes hablen, quienes tengan la palabra. Por eso, al plantearnos una publicación cuyo referente fuera ese aniversario, tratamos de invitarlos a todos, a cuantos en este itinerario encontraron un hueco para apoyar nuestro proyecto y se hicieron cómplices de nuestras actividades.  Hemos enviado un sinfín de correos electrónicos, de mensajes de todo tipo para convocarles a participar en Norbania. Es de justicia reconocer que algún olvido hemos tenido, que entre tantas direcciones se nos pasó la de algún autor o autora. Pero en absoluto tal preterición fue intencionada, siquiera culposa, acaso. En todo caso, cuantos han puesto su voz y su palabra en las páginas de esta renacida Norbania, están ahí porque así lo han querido, y desde luego, nuestra respuesta no puede ser otra que la gratitud, el agradecimiento a su generosidad, porque han empeñado un rato de su tiempo y un ápice de su trabajo más reciente para compartirlo con los lectores y hacer posible este número 7, extraordinario, de una publicación que nunca quisimos abandonar del todo. Damos las gracias también a todos aquellos que no contestaron a nuestros correos, que aunque pasaron un día por Norbanova, por el Aula, por las páginas de nuestras ediciones, han preferido no participar en Norbania. Su aportación también ha sido vital para que la Asociación haya cumplido diez años y siempre estarán con nosotros.


Portada definitiva del número extraordinario de Norbania, sobre dibujo de la ilustradora Mar Azabal. 

Ya falta poco y en unas semanas podremos disfrutar de estas 220 páginas, que comprenden poesía, narrativa, reseñas y artículos variados, así como una muy importante aportación gráfica. Norbania será además, de nuevo solidaria, y una parte del importe que se recaude con su venta irá destinado a ayudar a la Asociación SOS REFUGIADOS y su labor en los campos de refugiados de Grecia, donde residen hasta más de 2500 personas, a las que diariamente se provee de comida, fruta, verdura, de materiales para mejorar su situación en lugares no adecuados para vivir durante largos períodos de tiempo. Estamos encantados de que Norbanova pueda colaborar en una labor tan esencialmente humanitaria como ésta. 


Creemos que estáis deseando saber cuál es la nómina de autores que participan en este número extraordinario de Norbania, que presentaremos el próximo mes de junio, en un acto donde no faltará la música, que de hecho, será tan protagonista como las letras. Pues vamos a dar alguna pista. La poesía es la sección mayoritaria. Hasta 34 poetas han decidido estar con nosotros en esta aventura. Ahí dejamos sus nombres. Y no olvidemos que todos los textos son INÉDITOS. 


Basilio Sánchez 
Antonio Daganzo 
Antonio María Flórez 
Mónica Gabriel y Galán 
Hilario Jiménez Gómez 
Álvaro Valverde 
Francisco Caro 
Irene Sánchez Carrón 
Nicolás Corraliza 
Antonio Reseco 
Efi Cubero 
José Cercas 
María Ángeles Pérez López 
José María Jurado García-Posada 
Victoria Mera 
Jorge S. Arroyo López 
Antonio Linares Familiar 
Santos Domínguez Ramos 
José Manuel Díez 
Carlos Medrano 
Antonia Cerrato Martín-Romo 
Miguel Ángel Núñez Paz 
Rosa María Perona Timón 
Isabel Blanco Ollero 
Fernando López Guisado 
José Manuel Vivas 
Ana Flor Redondo 
Caridad Jiménez Parralejo 
Marisol Pita 
Víctor M. Jiménez Andrada 
María Carvajal 
Antonio Corredera Plaza 
Antonio Gómez 
Miguel González Moyano 


2 comentarios:

Ana Maria Reviriego dijo...

Jesús qué buena sensación da ya esa portada, sabes que aunque finalmente no envié poemas, o los envié tarde, ahí estaré con todos, abrazos

Escribidor dijo...

Será una gozada leerla.