domingo, 27 de mayo de 2018

Una velada con D. Antonio Machado. Despedida del curso en el Aula.

¡Qué gran poder de convocatoria el de D. Antonio Machado para clausurar este curso en el Aula de la Palabra! Presentábamos anoche en Cáceres el libro del profesor José María Sánchez y Torreño, "Mis cartas a Antonio Machado. Memoria inacabada" (Ediciones del Ambroz, 2017), en pleno corazón de la ciudad monumental, en el Salón de Actos del Museo de Cáceres (Palacio de las Veletas). Pese a las múltiples y tentadoras ofertas que concurrían en esa velada, un buen puñado de ciudadanos quiso acercarse a la presentación y compartir con nosotros el diálogo abierto sobre este libro y en torno al personaje de D. Antonio Machado, así como participar en la lectura de algunos de sus poemas. 




Presentación del libro "Mis cartas a Antonio Machado. Memoria inacabada", de José M. Sánchez y Torreño, en el Aula de la Palabra de la A.C. Norbanova. Con la colaboración de la A.C. Letras Cascabeleras. En el Museo de Cáceres. 
(Fotografías Julián Rocha)

Llegaba José María desde Plasencia acompañado de Jonás Sánchez Pedrero, Bibliotecario de Hervás, y prologuista, junto a Víctor Chamorro, del libro que protagonizaba esta última sesión del curso en el Aula. No tardó en completarse el aforo del salón. Muchos escritores, profesores, admiradores de D. Antonio Machado... Hablamos y hablamos sobre él, de su triste salida de España hacia el exilio, en las postrimerías de la Guerra Civil, de sus días en Collioure, de su entierro, de su madre, fallecida pocos días después. No faltaron las alusiones a su familia, a su hermano Manuel, a los "otros Machado", más desconocidos. No sin la lógica dosis de polémica, surgió el debate en torno a los amores del poeta, su matrimonio con la joven Leonor Izquierdo, la figura de Pilar de Valderrama y su conexión con el autor, el enigma de Guiomar, el contenido literario y afectivo de su relación, la traducción de todo ello a través de los versos. No obstante, se centra la obra presentada en el diálogo con el poeta, articulado en forma epistolar, esas cartas, esos pensamientos que José María no pudo dejarle en el buzón, junto a su tumba, cuando la visitó en Collioure, en 2012. En ellas, "de usted y con todo el respeto", Sánchez Torreño conversa con el autor de Campos de Castilla y reconstruye el itinerario de su presencia en la literatura y la vida pública de este país, malherido tras la sangría y la diáspora del conflicto entre hermanos que supuso la ominosa guerra civil española. Porque D. Antonio Machado, pese a reposar más allá de los límites de su patria, impregnó con fuerza la cultura y el pensamiento en el devenir de los años que siguieron a su exilio y muerte. Esas secuencias que identifican la presencia de D. Antonio, la reivindicación de su palabra, de su mensaje, los homenajes, las ediciones de sus obras,  las controversias sobre el regreso a España de sus restos, la rehabilitación de su expediente, y mucho más, aparecen en las páginas de este libro, que rescata en definitiva una parte de nuestra historia que es preciso conocer para evitar incurrir en el error de repetirla. 


El autor, firmando uno de sus libros (Fotografía Julián Rocha)

Cerramos el curso en el Aula con una actividad que Norbanova organizaba en colaboración con la Asociación Cultural "Letras Cascabeleras", y que contó además con la participación del público asistente, que no solo intervino para plantear sus dudas e interrogantes al autor del libro, avivando el debate suscitado, no exento, insistimos, de polémicas y posibles interpretaciones alternativas, sino también para recordar el legado de D. Antonio mediante la lectura de sus versos, con poemas inolvidables como "Retrato" o"A un olmo seco".  A la hora de concluir, a uno no se le ocurrió mejor manera que retomando el último de los escritos del poeta, el que se encontrara después de su muerte, en un papel arrugado dentro de los bolsillos de sus pantalones: "Estos días azules y este sol de la infancia". Permeable la memoria, mejor dejar que continúe impregnándose con el ánima del poeta, que nuestras palabras le lleguen de algún modo hasta su lugar de reposo, a orillas del Mediterráneo, donde quiso situarle la tormenta de la historia. 







Lectura poética de versos de D. Antonio Machado (Fotografías Deli Cornejo)








No hay comentarios: