sábado, 1 de diciembre de 2018

Maravillosa velada en el Aula con Irene Sánchez Carrón y "Micrografías"

Ha vuelto a pasar. Por segunda vez en este curso, la poesía de un autor, en este caso, autora, extremeña, volvió a ser reclamo que logró congregar a un público numeroso y variopinto. No importaron las inclemencias meteorológicas, especialmente virulentas en esta tarde de finales de noviembre, ni la abundancia de convocatorias que ese jueves inundaban Cáceres de propuestas culturales de gran calado. Sabíamos que Irene Sánchez Carrón era una poeta querida y admirada, que su obra es cercana, inteligible, cotidiana, que llega a todo tipo de lectores. Y eso era garantía de que esta nueva velada en el Aula de la Palabra no iba a pasar inadvertida. Una vez más, el amplio Salón de Actos del Instituto de Lenguas Modernas de Cáceres pareció quedarse pequeño para acoger la presentación de "Micrografías", la más reciente producción poética de Irene, ganadora del XVI Premio Emilio Alarcos, y número 1026 de la Colección "Visor". No hubo ejemplares del libro para tanta demanda y nuestro librero agotó rápidamente las existencias de que disponía para su venta en este acto. Como el día en que Basilio Sánchez presentó en el mismo lugar su "Esperando las noticias del agua", el discurso poético cobró vida y consiguió impregnar de su aliento a los presentes, que no tardaron en verse contagiados de todas esas pequeñas historias que Irene recoge en sus poemas (por cierto, Basilio estaba entre el público y recibió un caluroso aplauso de reconocimiento por su reciente premio "Loewe")



Aspecto del Salón de Actos durante la lectura de Irene Sánchez Carrón

Acertó también la autora a la hora de elegir a la persona que habría de presentarla. La profesora Coro Carrillo Romero, del IES Al-Qázeres, sin duda abordó su cometido con rigor y acaso también con una pizca de ternura, fruto de la conexión anímica y profesional que ambas protagonistas de la velada comparten. 


La autora y su presentadora, la profesora Coro Carrillo Romero

Delicado y profundo su buceo entre los versos, escarceo en busca de las claves del itinerario vital y estilístico que la autora esculpe a través de cada una de estas construcciones poéticas, donde tiene cabida cierto toque narrativo, sin renunciar a referentes ya arraigados en la poesía de Irene, como la presencia del recuerdo, del amor, de la muerte, de la conciencia femenina de la realidad. Todo ello con el lenguaje que caracteriza su tono literario, en el que la claridad impera, sencillez que convierte en táctiles los pensamientos y aproxima el mensaje, enhebrando un tejido poético asequible y cotidiano que no es sino reflejo de la personalidad de la autora. Poesía sin alharacas, pero poesía con nombre propio, ajena a los vaivenes de las modas y al empellón del tiempo. Poesía que habla de la vida y que encuentra su sentido desde la contemplación de la vida. He ahí donde reside su éxito y por qué jóvenes y no tan jóvenes se sienten cautivados por ella. 


Durante la lectura, con el público entregado

Ya la disfrutaron por la mañana los escolares del Instituto Al-Qázeres, al que acudió Irene junto a Coro para compartir su palabra con ellos, en ese preliminar del Aula que queremos vaya poco a poco haciéndose imprescindible como un elemento más de esta actividad. Siguió acompañándoles la magia por la tarde, y aún nos sobrevive su resaca. Gracias por haberlo hecho posible. 

Ahora, disfrutemos de la lectura de los versos de Irene, de sus propios labios: 


Irene Sánchez Carrón explica la génesis del poema 
"Una casa para los pájaros" y su posterior lectura



Lectura del poema "Parte por rotura de lunas"





No hay comentarios: