domingo, 4 de agosto de 2019

Con motivo de la concesión a ADA SALAS de la Medalla de Extremadura

Estamos muy contentos en la Asociación Cultural Norbanova con la noticia de la concesión de la Medalla de Extremadura a la poeta ADA SALAS, excelente amiga cuya indiscutida calidad poética quedó patente con ocasión del cierre de este último curso en el Aula de la Palabra, que ella protagonizó, a primeros del mes de mayo, poniendo de largo su poemario "Descendimiento" en un acto memorable que llenó el Salón de Actos de la Biblioteca Pública de Cáceres, arropada por el público y con la siempre magistral presentación a cargo del profesor Miguel Ángel Lama, de la Universidad de Extremadura. Dos veces ha estado Ada en el Aula. Su generosidad es encomiable, al igual que su compromiso con la ciudad que la vio nacer y en la que cursó sus estudios. La conocemos desde aquellos años, cuando la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad extremeña era un hervidero de talentos al arrope de privilegiados mentores como Juan Manuel Rozas o Ricardo Senabre. Pasado el tiempo, la constancia, la regularidad en el trabajo bien hecho, la ininterrumpida conexión con su tierra, la han hecho merecedora de esta distinción, que no dudamos podía haber sido otorgada también a otros escritores y poetas, que los hay, muchos y muy buenos, en estos lares. Ada condensa lo que todos ellos representan y esta medalla, aunque con nombre y apellidos, es un triunfo de todos, de quienes llevan años colocando en lo más alto el listón de la literatura extremeña, y especialmente de la poesía. Así lo entendemos desde Norbanova y nos congratulamos por ello. 


Ada Salas, en la lectura de su libro "Descendimiento", durante la última sesión del Aula de la Palabra de la Asociación Cultural Norbanova, el pasado 3 de mayo, en la Biblioteca Pública de Cáceres.