sábado, 15 de diciembre de 2018

Gonzalo Moure: Escribir desde la vida, "escrivivir"

Extraordinaria lección de literatura y de vida la que nos regaló el escritor Gonzalo Moure en esta última sesión del Aula de la Palabra anterior al paréntesis festivo de las Navidades. En un viernes lleno de múltiples convocatorias culturales en la ciudad de Cáceres, nos satisface comprobar que también hubo un hueco para la literatura infantil y juvenil, para escuchar las experiencias solidarias que el "Premio Cervantes Chico 2017" nos vino a ofrecer a través de propuestas como el libro "El niño de la luz de plata". Magistralmente conducido por la escritora Pilar López Ávila, el público presente en el Salón de Actos de la Biblioteca Pública no tardó en sumergirse en la trayectoria literaria y vital de Gonzalo, con libros que cuentan historias que no necesariamente tienen que tener un final feliz o ajustarse a los tópicos y estereotipos convencionales de la literatura pensada para los más jóvenes. 


Gonzalo Moure con sus libros, y la escritora Pilar López Ávila 

Sus historias responden al latido de la vida, de la realidad del mundo que nos rodea, todo ello desde la mirada de alguien con mucho camino a sus espaldas, incansable y empeñado en hacer de este mundo un lugar mejor. No en vano, son años los que lleva a caballo entre España y los campamentos de refugiados del Sáhara, impulsando proyectos con los que convertir la cultura y el conocimiento en algo cotidiano para ellos. Supimos entonces del Bubisher, ese pájaro que con su magia ha permitido ya que el libro, la biblioteca, sean un elemento más en aquellas poblaciones del desierto, donde la vida hurga entre la arena y se sorprende al adoptar los ropajes del verso. Esa vida que ilumina personajes como los protagonistas de Palabras de Caramelo, Lili Libertad, Musiki...y otros tantos. Porque Gonzalo es un intérprete, un mediador entre la realidad que fluye a cada salida y puesta de sol, un hombre comprometido con su palabra y con su tiempo, ese tiempo de reloj que acaso se antoja insuficiente para abarcar cuantos propósitos e iniciativas le bullen e inquietan. 


Explicando el proyecto Bubisher


Para poder adquirir el libro "El niño de la luz de plata"


El público, mientras se proyectaba el vídeo 
"Así ven los niños saharauis el Bubisher"

Aprendimos mucho en esta Aula junto a Gonzalo Moure, más allá del disfrute y la lectura de sus novelas. Y conocimos vivencias llenas de humanidad y cercanía, como las que inspiraron el relato con que en su día nos obsequió para incluir en el libro solidario "Quiero ir al cole", con las inundaciones del Sáhara como telón de fondo, y cuyas ilustraciones plasmó desde el corazón la artista Carmen Sánchez Morillo, fruto de esa conexión inmediata con la realidad de los refugiados que había podido experimentar como madre de acogida de una niña saharaui, curiosamente con el mismo nombre que la que protagonizaba aquella historia, "La isla del Sáhara". 



Gonzalo Moure y la ilustradora Carmen Sánchez Morillo. Ilustración para "La isla del Sáhara", relato contenido en el libro "Quiero ir al cole"

No podíamos permitir que Gonzalo se marchara de Cáceres sin pasear por las calles de su ciudad monumental. Aunque diciembre, y a un tiro de piedra de la Nochebuena, el tiempo quiso darnos una tregua.  Querido amigo, te deseamos lo mejor en estos tiempos nuevos que ya vienen llamando a la puerta. Desde la Asociación Cultural Norbanova, tendrás siempre los brazos abiertos y dispuestos a colaborar en lo que nos propongas. Feliz vida. 


Con Pilar López y Deli Cornejo 
en la Plaza de Santa María, 
de Cáceres

Para conocer más sobre Gonzalo Moure y el BUBISHER (Bibliotecas y bibliobuses para los campamentos de refugiados saharauis), dejamos enlace a su página oficial:




No hay comentarios: