sábado, 4 de mayo de 2019

Espectacular lectura a cargo de Ada Salas para despedir el curso en el Aula de la Palabra: "Descendimiento"

No tenemos calificativos para describir lo que ha sido la última velada de este curso en el Aula de la Palabra de la Asociación Cultural Norbanova. En un año intenso, donde el nivel de los autores que por ella han pasado no ha parado de crecer, la lectura/presentación que ha servido de cierre, con la escritora Ada Salas y su último poemario "Descendimiento" (Pre-Textos, Valencia 2018), no habrá dejado indiferente a nadie entre el muy numeroso público que en la tarde del viernes 3 de mayo optó por acercarse a la Biblioteca Pública de Cáceres. Lástima que ni un solo medio de comunicación estuviera allí para dar testimonio. Pero, desgraciadamente, es algo que ya no nos es extraño, después de siete cursos de ininterrumpidas propuestas culturales a través de una actividad por la que han pasado, y no es inmodestia decirlo, la mayor parte de los autores más representativos de la literatura extremeña y por ende, nacional, haciendo escala en Cáceres para presentar sus libros u ofrecer una panorámica de su obra. Incomprensible el silencio y la indiferencia de quienes deberían contribuir a que estas actividades llegaran a sectores más amplios de la ciudadanía. Pero todo ello es solo un mal menor cuando el público nos ha sido fiel y sobre todo, ha sido fiel a los autores y autoras que desinteresadamente eligieron el Aula para dar a conocer sus trabajos. Esta tarde ha quedado patente, en un día plagado de convocatorias. Ada Salas volvía a su ciudad natal para presentar su nuevo trabajo, "Descendimiento", de la mano del siempre magistral profesor Miguel Ángel Lama, con todo el bagaje de su experiencia desde su cátedra de la Facultad de Filosofía y Letras de Cáceres, fructífero filón de creadores, de los que forma parte Ada, que tanto prestigio han dado a la literatura de nuestra tierra. 



Ada Salas en el Aula. 
Presentación a cargo del profesor Miguel Ángel Lama

Se ha podido leer, sentir, escuchar, ver..."Descendimiento". Planteó la autora la visión de su obra centrándose en los textos que conforman la primera parte del poemario, sin incluir en la lectura (salvo uno de ellos), los que a modo de Oratorio componen su segundo bloque. En la pantalla, y de inicio, la extraordinaria obra de Rogier Van der Weyden que da título al libro y que ilustra la experiencia poética, dotándola de singularidad propia, trasladando al lector al ámbito del cuadro y al concentrado universo de sus personajes. Se han apagado las luces. Solo la voz de la autora.  



Pausadamente recita los versos,  inunda el aire de cadencias e imágenes. Se escucha el crujir de los miembros descoyuntados, el goteo de la sangre que por ellos resbala hasta precipitarse sobre la superficie yerma de la tierra. Vuelve la luz y amanece la música: La Pasión según San Mateo, las notas de Johann Sebastian Bach. Las tinieblas se instalan de nuevo y resuena una vez más la potente arquitectura del poema. Su autora trenza palabra por palabra las secuencias del drama, el mutismo de los personajes atrapados en el óleo, la expresión de sus rostros. "El tiempo es la raíz / del sufrimiento", proclaman cuando el sol ya amaga con elevarse por fin sobre las ruinas y los semblantes abatidos. El silencio ha dado paso a la voz del coro, a los solistas que despiden a un Jesús desmadejado y yerto, que implora la piedad de su madre. Quizá el tempo de las notas venga a sugerir un Stabat Mater, otro oratorio donde ella fuere acaso protagonista. 


Es difícil vestir con palabras las sensaciones vividas. Mejor sea escuchar a la propia Ada, recitando en la oscuridad uno de sus poemas. No hay mejor forma de despedir un curso que ha sido inolvidable. Gracias a cuantos han contribuido a hacerlo posible. 





No hay comentarios: