viernes, 18 de septiembre de 2009

40 años después




Siempre me han gustado los Beatles. Hace años, aprendí mis primeras palabras de inglés con ellos, y suyas fueron las primeras canciones con que maltrataba aquella pobre guitarra española Alhambra que tanto polvo cogió en mi cuarto esperando a que alguien se dignara aprender a tocarla. Ahora, pasado el tiempo, sorprende (y es que uno es más viejo) que hayan transcurrido ya cuarenta años desde la disolución del grupo, lo que los cerebros del marketing quieren aprovechar para reeditar remasterizada toda su obra. Ciertamente, deben sonar de fábula tras pasar por el "lifting" digital, y de hecho, tengo ganas de escuchar alguno de estos "nuevos álbumes" para apreciar la diferencia con el sonido clásico, el de siempre, con los románticos crujidos del vinilo. Desde luego, es buen regalo esta colección para los apasionados del grupo de Liverpool, pero habrá que gastarse un pellizco, por lo que primero hay que pensárselo. Te anima eso de que es un hito histórico y de que la presentación lo merece, con un montón de material interesante, incluidos algunos videos. De todas formas, entretanto, seguiré escuchando su música al estilo tradicional, pues así y todo, me sigue pareciendo insuperable, como si no hubieran pasado todos estos años y hasta dos de aquellos entonces jóvenes se hayan quedado por el camino...

No hay comentarios: