viernes, 10 de diciembre de 2010

Querido Diciembre



Nos llegan sensaciones de diferente color. De un lado, la poesía de BASILIO SÁNCHEZ recopilada por Calambur en el libro "Los Bosques de la Mirada", a excepción de su primera obra "A este lado del alba", que allá por el año 1983 fue accésit del Premio Adonais. Larga y fecunda la trayectoria de Basilio, sin duda sólo una parte del gran poeta que es y que será en los años próximos. Mirando hacia otro lado, la Asociación Cultural Norbanova planifica sus actividades de cara a la anualidad que pronto estrenaremos en nuestros calendario. La presencia en las Ferias del Libro, al menos extremeñas, será algo ineludible. Esperamos disponer de nuevos títulos que poder presentar, probablemente en las secciones de Narrativa y Ensayo, sin descartar otras posibilidades. En breve, estará en la calle el número 4 de la galardonada Revista "Norba Filatélica", en la que de nuevo colaboramos. Y mientras, la ciudad avanza hacia 2011, huérfana de su sueño de haber seguido en la lucha por la capitalidad cultural, un proyecto que en su día fue capaz de aunar tantas voces. De momento, y como herencia de aquel empeño, la Plaza prosigue sumida en la encrucijada de su propia identidad, la que pretende ser heraldo de un futuro aún no escrito. Entretanto, la Navidad se intuye ya en las calles, con su estampa festiva, ahuyentadora de la realidad que siempre termina emergiendo. En el colegio, a mi hija le han hablado de la poesía de Bécquer, de que el olvido no existe si la palabra perdura. Me preguntó también por Gabriel y Galán, de quien no recordaba su nombre. ¿Antonio tal vez?, ¿quizá José María? En unos días, escolares de toda la ciudad leerán sus versos en el Paseo de Cánovas. Querido Diciembre, ya vuelves con tus ceremonias de siempre, recordándonos que doce meses han pasado otra vez.

No hay comentarios: