jueves, 27 de enero de 2011

Libros en un océano de sensaciones




Este mes de enero, ya avejentado, se siente frío y brumoso en las calles de Madrid. La multitud enrosca sin piedad su sierpe de rostros y de nombres en infinitos fotogramas. El olor de los combustibles se filtra por las rendijas del pavimento. Viejos hacedores de versos nos regalan reflexiones nuevas, emocionadas citas con el amor y los designios de la existencia humana. Magnífico poemario el de Pere Gimferrer que publica Seix Barral y que lleva por título "Rapsodia". Una oportunidad para saborear la poesía con mayúsculas. Como la de una de mis autoras favoritas, Alejandra Pizarnik, cuya obra (editada por Lumen) releo con frecuencia. Es de noche y lejos del murmullo de las aceras, el silencio se llena de libros, de voces y de historias que meditar en la penumbra.

No hay comentarios: