sábado, 17 de febrero de 2018

Con Fermín Herrero en el Aula de la Palabra

Febrero de alto voltaje poético en el Aula de la Palabra. Nuevo cambio de escenario para recibir al poeta Fermín Herrero, que nos visitaba desde tierras castellanas. No habíamos celebrado ninguna sesión del Aula en las instalaciones del Ateneo de Cáceres, y nos estrenábamos en la Sala "Publio Hurtado", con la competencia de una actividad populosa en el vecino Salón de Actos. No se sintió la coincidencia de eventos. El público, fiel a la lectura de la mejor poesía, completó la acogedora sala y biblioteca situada en la segunda planta del Palacio de Camarena, contribuyendo a la creación de un singular microcosmos donde, sin duda, el verso fue el verdadero protagonista. Magistral la presentación del poeta invitado a cargo del también poeta y profesor Hilario Jiménez Gómez, que retomaba el hilo desde la velada que en enero compartíamos con el autor villanovense Antonio Reseco (que también estaba presente en el acto). Como buen conocedor de su obra, realizó Hilario una semblanza completa del poeta soriano, de su personalidad y de su trayectoria, destacando entre otros extremos su condición de "versificador", cómo sus poemas beben de la tradición clásica, su extraordinario dominio del lenguaje y la impronta rural de muchos de sus contenidos. Fermín Herrero quiso comenzar parafraseando a Gil de Biedma, para luego incidir en los aspectos más significativos de su propia poética, incidiendo en algunos de aquellos elementos ya apuntados en la presentación, cómo había ido superando un cierto toque pesimista inicial, su carácter esquivo a los avatares de la modernidad, la contemplación del paisaje y los modos de vida de la tierra. Libros como "Tempero", "La gratitud", "Echarse al monte", "Tierras altas", o "Sin ir más lejos", que obtuvo en 2017 el Premio Nacional de la Crítica, jalonan la obra de este autor, muy comprometido con la palabra y su vocación transmisora, poesía clara, sin renunciar al equilibrio y la singularidad de la arquitectura lírica,  esa dificultad y claridad a que aludía José Bergamín. Su más reciente poemario publicado, "Fuera de encuadre", (Reino de Cordelia, 2017), no por ello es el último escrito. En él efectúa el poeta un giro en sus maneras de expresión e igualmente en el tenor de sus contenidos, en rescate de tiempos y episodios que ya pertenecen al acervo de la experiencia.  Sabíamos que nos encontraríamos ante un autor con mucho que transmitir, del que mucho podíamos aprender, y ciertamente, así aconteció ayer en el Aula. La mayor enseñanza fue sin duda el privilegio de compartir la cercanía, la humanidad de un escritor de lo cotidiano, alejado de las alharacas del marketing, trascendente de los renglones de sus páginas. Esperamos que también él se haya sentido a gusto con nosotros en esta ciudad que hoy, sábado, le aguarda impaciente, como una novia a punto de desvelar su rostro. Muchas gracias por todo. 






Diversos momentos de la lectura que el poeta Fermín Herrero ofreció el viernes 16 de febrero, en el Aula de la Palabra de la A.C. Norbanova, celebrada en la "Sala Publio Hurtado" del Ateneo de Cáceres, presentado por el también poeta y profesor Hilario Jiménez. 


Disfrutando con las obras de Fermín Herrero


Escuchando al poeta



Lectura del poema "Erosión"

No hay comentarios: