sábado, 18 de febrero de 2017

Crónica y reseña completa de la lectura de ROSARIO TRONCOSO en el Aula de la Palabra

No podíamos imaginar mejor colofón para el ciclo de poesía con el que Norbanova Cáceres ha inaugurado el año 2017 en este quinto curso de su Aula de la Palabra. Con creces mereció la pena la espera,  pues disfrutamos muchísimo con la poesía de Rosario Troncoso y con el repaso que hizo de su trayectoria en el mundo de la cultura y de la edición. Después de un amplio repaso a su último libro "Transparente",  y con la complicidad del público asistente, que en todo momento quiso participar en la velada a través de sus preguntas, observaciones y sugerencias, nos habló Charo de sus revistas "El ático de los gatos", y "El ático de los gatitos", aunque de esta última no pudiera disponer de ejemplares al habérsele agotado debido al gran éxito de la publicación, destinada a un público menudo y especialmente exigente. Completó su lectura con una visita a los poemas de "El eje imaginario" e incluso nos ofreció en primicia algunos inéditos. En todo momento, destacó la cordialidad y cercanía de la autora, volviendo a hacerse realidad la filosofía que desde el principio ha caracterizado al Aula, la de permitir un encuentro directo con los creadores y, en el caso de poetas, comprobar que los versos suenan y se perciben distintos si se escuchan de sus propios labios. 



Para acercarnos a la obra de Rosario Troncoso y a lo que supuso su presencia en el Aula de la Palabra de Norbanova Cáceres, reproducimos a continuación la reseña completa con que el escritor Jesús M. Gómez y Flores, Coordinador del Aula, presentó ayer a la autora en la Biblioteca Pública de Cáceres. 


ROSARIO TRONCOSO en el AULA DE LA PALABRA.
Cáceres, 17 de febrero de 2017

I. DE REGRESO A EXTREMADURA.  Corría el mes de octubre de 2015. Apenas se había instalado el otoño sobre los berrocales y las dehesas. Quiso ese año venir impregnado de versos, los que de la mano del poeta José Cercas engalanaron la hermosísima villa de Trujillo, con las voces de ocho extraordinarias mujeres con nombre propio en el proceloso océano de la poesía. Aunque su palabra y el recuerdo de esas memorables jornadas quedaron para siempre conservadas en las páginas de un libro, “Voces poéticas en femenino”, siempre supimos que allí no acabaría nuestro idilio con ellas. A Rosario, -Charo-, la conocí en la segunda velada del evento, y tras escucharla recitar sus poemas, enseguida hablamos de que tenía que venir como invitada al Aula de la Palabra, en cuanto sus posibilidades familiares y profesionales le permitieran hacer una nueva escapada hasta tierras cacereñas. Como reza el dicho, “a la tercera va la vencida”, y tras no poder estar con nosotros cuando se presentó el libro en Cáceres, ni luego en mayo de 2016, para cerrar el curso en el Aula, conseguimos al fin poder disfrutar hoy de su buen hacer poético, de su experiencia como intensa activista cultural, autora todoterreno, editora..., y vamos a detenernos aquí, porque Charo tiene, si me permiten la expresión, “cuerda para rato”.  Entretanto, en ese despliegue de meses y de tiempo, su verso resolvió hacerse todavía más suyo, más carnal y táctil, decidió respirar su mismo oxígeno y alimentarse de sus labios. Tuvo que pasar otro verano y la vuelta del otoño trajo consigo a Enrique, su bebé, un gatito más que mimar bajo los techos inclinados de ese ático que da rienda suelta a su fértil imaginación y creatividad, por cuya entreabierta claraboya se perciben los aromas marineros de la Bahía, los quejíos de la Isla y el graznido de alguna gaviota rezagada.

Hoy nos visita en Cáceres, tierra adentro, junto a la adusta silueta de sus torres y la embriaguez de sus callejuelas. Es ella de las que “profesan” la poesía, inescindible de su forma de ser, de su manera de entender los intrincados mecanismos de la vida. Siente Charo la urgencia de comunicarse, de verter oleadas de sentimiento a través de sus versos, que se erigen en “eje imaginario” alrededor del que vertebrar toda esa actividad mediante la que derrocha su energía en el mundo de la cultura a través de múltiples propuestas e iniciativas que van más allá de su labor meramente creativa. Revistas como “El ático de los gatos”, y su hermana pequeña, “El ático de los gatitos”, dan buena muestra de su inquietud por hacer llegar la lectura hasta el más insospechado de los lectores, convertirla en una experiencia enriquecedora y también divertida.

“Huir de los domingos”, “Delirios y mareas”, “Juguetes de Dios”, “El eje imaginario”, “Yo no soy Dorothy y éste no es el reino de Oz”, “Fondo de armario” son los títulos que jalonan su itinerario poético hasta que en 2014 publicase con la editorial “La isla de Siltolá” su hasta ahora último y muy celebrado poemario “Transparente”.  


II. TRANSPARENTE.  Con el cansino arrullo del tren, cuando hace solo unos pocos días surcaba desde Extremadura las arterias que conducen al corazón de esta piel de toro, tuve la ocasión de sumergirme, una vez más, en la lectura de este libro, a la búsqueda de pistas con que allanar las claves que encierran sus poemas.  “Transparente”aparece articulado en dos apartados, que llevan respectivamente los títulos “Derribos controlados” y “Ya no son infalibles las rutas conocidas”. El primer contacto, la novicia impresión del trabajo de un poeta, acostumbran a ser escasamente determinantes y poco esclarecedores. Es preciso bucear de lleno, desenhebrar las costuras que mantienen la tensión entre los versos. Al enfrentarme con el libro de Charo, me dejo sorprender enseguida por el mensaje que late en esos poemas que conforman su cuaderna inicial.  ¿Por qué habla la autora de “derribos controlados”, qué realidad se sitúa en la cuerda floja, qué sueños han dejado de súbito de serlo?  Contienen los poemas constantes referencias a elementos perecederos, adjetivos que se tiñen de temporalidad: La eternidad es provisional, el día a día, lastrado de fugacidades. Y una obsesión sin nombre cuyo tacto, cuyo olor, cuyo abrazo, parecen haberse marchado sin billete de vuelta. Es el descubrimiento del frío, del desamparo, del abandono que encanece los dedos y las manos, de la frustración que puebla de espejismos un futuro que quizá no pertenecía a quienes un día trataron de escribirlo. Dice la autora: “El gran futuro fue/ el sueño de los otros”, mientras se suceden los poemas como si a sus espaldas, uno de aquellos ángeles de Alberticonspirase en silencio: “sin cuerpo, / sin alma, /ahumada voz de sueño / cortado”.  La sensación que el poeta de Puerto de Santa María, gaditano como Charo, expresaba imaginando una presencia: “Alguien detrás, a tu espalda, / tapándote los ojos con palabras /…alguien detrás, a tu espalda, / siempre”, parece respirarse en los grisáceos versos de esta primera parte de “Transparente”. Títulos como “Duelo”, Los objetos perdidos”, “Buenas noches”, transportan al lector a un universo amaestrado por la ausencia, por una constante sensación de pérdida, donde la nostalgia es un acero que se clava pausadamente en las entretelas de la cotidianidad.   

         […Y el mar entonces hizo caer las máscaras, puso nombres al vacío y al dolor por la muerte del verano. Surgió incipiente el prurito del olvido entre los pétalos, las imágenes de un tiempo que se aferra al tronco salvador de la memoria]
(acotación libre del intérprete)

Entretanto, la temperatura de los versos acelera la necesidad de pasar página, de revelar la auténtica naturaleza del deseo, ese que prescinde de fingidas convenciones. En “Desconexión”, confiesa la autora: “Procuro evaporarme. / Que sea capaz de alcanzar mi alma, / ya a kilómetros de él, / en una cama infinita”.

 Los “derribos controlados” que se arraciman en cada uno de estos poemas son como una sacudida del Levante que te empuja a mirar el mundo de otra forma, a ensimismarse en la contemplación serena del océano mientras, en voz baja, las olas continúan pronunciando ese nombre que duele y que se confunde con la arena a cada pleamar. El tiempo es promesa que se deshace entre los dedos, que llama a la aventura de un destino intacto donde florecer “libre de lastres”.


         […Y así, los párpados apartaron los visillos de la ingenuidad, no todos los senderos son fiables, se hace preciso buscar el abrigo del faro cómplice, que santifique lo endeble de las naves]
(acotación libre del intérprete)

         Ya no son infalibles las rutas conocidas” es la segunda cuaderna de “Transparente”. Se sumerge de lleno la voz poética de Rosarioen el vaivén de los escenarios cotidianos, en el trasiego de una edad que parece avanzar más deprisa y exige tomar conciencia de su estatura. De pronto, una semana más ha pasado y tras la ilusión del viernes, vuelve el lunes con su rutina: Sobre la misma silla, / el lunes, el cansancio, / el impecable uniforme de autómata”.  El cuerpo frío es consciente del invierno y su adormidera, de cómo se cuela en las estrías de la piel y se hacen necesarias “Unas manos que abriguen”. Si en la primera parte del libro profesaba la autora un discurso más obsesivo, contagiado de presencias inasibles, asistimos ahora a una más diversificada explosión de sentimientos, con guiños al tránsito de las estaciones o los miedos atávicos que pueblan el inconsciente; expresados con la melancólica ternura de poemas como “Cuerpo de casa”, o la impotencia de “Apatía”. Se detiene el verbo en la contemplación de las cosas pequeñas, cercanas, desconfían las palabras de la labilidad del mensaje, cuando la voz ha perdido la seguridad de antaño y ya nada importa.  Sorprende el tono descarnado y directo de algunos de estos versos, auténticas cargas de profundidad que pretenden sacudir la línea de flotación del ser humano con sus dudas y hacer al lector cómplice de un chasquido que él también escucha con los ojos cerrados, camino de la intemperie.  Los últimos poemas del libro incrementan, si cabe, esa dosis de realidad que la poeta ha querido dejar claro que es la que verdaderamente importa. No deja indiferente “Taller de alta poesía”, o la deconstrucción del edificio poético, en un gesto de rebeldía de la autora frente a aquellas manifestaciones viscerales de la escritura, tan apartadas de la indagación de lo esencial, del verdadero karma. La autenticidad es un valor que emana de la transparencia de los versos. Como diría Gamoneda, “cualquier día, de mi corazón, / van a ir saliendo los insectos".  Porque se trata de despojarse de inútiles corazas, aun cuando no sea tarea fácil la de conjurar el avance de las telarañas. En poemas como “Desahucio”, lo que permanece es la vida entera, el diálogo con lo vivido.

         La lectura de “Transparente” nos conduce hasta un umbral donde la poeta permanece en guardia, donde ser consciente de la fragilidad que trepa por las piernas y que obliga a esporádicas “Puntadas”para restaurar los jirones deshilachados. Queda finalmente un regusto de esa melancolía que impregna toda esta segunda cuaderna del poemario en el poema que le sirve de cierre: “Profesora, la poesía no sirve para nada”. Inerme ante los elementos, la energía creadora parece haberse desvanecido, y nos viene a la memoria aquella vieja canción de Mecano en la que su protagonista se convertía en aire, “e iba pasando, ¡qué curioso!, al estado gaseoso”. Pero no hay que preocuparse, seguro que alguien vuelve a esa aula que la autora describe desierta, y abre la ojerosa antología de Machado que allí quedó varada, para recitar a viva voz sus versos y hacer regresar de inmediato, cual oriental genio, a la poeta desde la dimensión de la bruma, con renovados bríos y la voz firme de quien ha hecho de la poesía su código vital, aunque a veces, también duela.   En palabras de Alejandra Pizarnik, “Oh enciende / tus ojos / del color de nacer”.  

Jesús María Gómez y Flores. 17 de febrero de 2017.



Y para finalizar escuchemos a la autora, de viva voz, leyendo sus poemas: 




Poemas pertenecientes al libro "El eje imaginario" 
(Ediciones en Huida) 



sábado, 11 de febrero de 2017

AULA DE LA PALABRA: Nos visita Rosario Troncoso. Poesía desde el "Ático de los gatos"

Mientras celebramos la llegada de imprenta del libro "AQVA", del escritor y profesor Hilario Jiménez Gómez, que se integra como número 7 en nuestra colección "Baúl de palabras", y que empezará a distribuirse próximamente, teniendo prevista su presentación en las próximas Ferias del Libro, esta semana retomamos la actividad en el Aula de la palabra con la presencia de la escritora gaditana Rosario Troncoso, que después de su reciente maternidad, vuelve a tierras extremeñas para ofrecernos una lectura de sus obras y hablarnos de su intensa actividad de promoción de la literatura por medio de las revistas que dirige y edita "El ático de los gatos", y "El ático de los gatitos".  Ya estuvo aquí, concretamente en Trujillo, allá por el año 2015, formando parte del selecto elenco que conformó el encuentro "Voces poéticas en femenino", y que tuvo su vertiente editorial en el libro publicado por esta misma Asociación Cultural, donde se recopilaron los textos de las autoras participantes. Tenía desde entonces Rosario ganas de volver a Extremadura y por fin, el próximo viernes, 17 de febrero, podremos disfrutar de su palabra poética, en el Salón de Actos de la Biblioteca Pública de Cáceres, a partir de las 19:30 horas.



Pero conozcamos mejor a la autora y su obra: 

Rosario Troncoso González (Cádiz, 1978)

Licenciada en Humanidades (Universidad de Cádiz. Promoción 1996-2000)

Máster en Periodismo por la Universidad de Sevilla.

Experta Universitaria en Gestión Cultural por la Universidad de Cádiz.

Profesora de Enseñanza Secundaria y Bachillerato de Lengua Castellana y Literatura.


Directora y editora de la revista literaria y cultural "El Ático de los Gatos".

Publicaciones

“Femenino Virtual” en el libro de “Mujer y Deseo” (2004) publicado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz.

“Magia, Brujería y Esoterismo en la Historia”(2006), también para el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz.

Adaptación didáctica de “La Celestina” (Editorial AE, 2009).


Libros de poemas 

“Huir de los Domingos” (Editorial Padilla, 2006), que dio conocer en la Asociación de la Prensa de Cádiz.

“Delirios y Mareas” (Publicaciones del Sur, 2008), con prólogo de Pepa Parra y presentado por Javier Ruibal en el Ateneo de Cádiz y en la Fundación Caballero Bonald. 

"Delirios y Mareas" segunda edición, subvencionada por la Junta de Andalucía en 2009.

"Juguetes de Dios" primera edición (CVA Ediciones, noviembre 2009)

"Juguetes de Dios" segunda edición (CVA Ediciones, marzo 2010)

"El Eje Imaginario" primera edición (Ediciones en Huida, abril 2012)

"El Eje Imaginario" segunda edición (Ediciones en Huida, octubre 2012)

"Yo no soy Dorothy y este no es el reino de Oz" (CVA Ediciones, 2012)

"Fondo de Armario" (Los Libros de Umsaloua, Sevilla 2013).


"Transparente" (La Isla de Siltolá, Sevilla, 2014). 

En antologías 

“Autores docentes de la provincia de Cádiz en torno a la Generación del 27” (Consejería de Educación, Junta de Andalucía, 2007) 

"Estrofalario. Voces nuevas en Cádiz" (Quorum Editores, 2009). Coordinadora también de esta antología, con prólogo de José Manuel Benítez Ariza.

"Veintiuno. Antología poética conmemorativa del I Encuentro Cultural Metropolitano en el Parque de Los Toruños". (CVA Ediciones, marzo 2010). Coordinadora también de este proyecto.

"Y para qué + poetas" (Eppur Ediciones, 2010). Coordinada por el Centro Andaluz de Las Letras de la Junta de Andalucía.

"Poesía de la Luz" (Ediciones de La Isla de Siltolá, 2012)

"Nube. Un mar de Mujeres. Personal antología". (Ediciones en Huida, Sevilla 2013)


"Voces poéticas en femenino" (Editorial Norbanova, Cáceres 2015).

Actividades

Es miembro del jurado del jurado del premio de poesía "Flor Natural" que convoca el Ayuntamiento de Rota.

Es miembro del jurado del premio de poesía del Ateneo de Sanlúcar de Barrameda.

Modera la mesa de debate “La Voz de los Poetas” en el X Congreso de la Fundación Caballero Bonald “Las Sílabas del Futuro”, con jóvenes poetas actuales.

Organiza y coordina el I Encuentro Cultural “Creación Literaria en el Parque de Los Toruños” y el II Encuentro Cultural "Arte y naturaleza" en el mismo parque. (2009 y 2010), en El Puerto de Santa María, con el patrocinio y colaboración de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, el CEP (Centro de Profesorado) de Jerez, y la Fundación Caballero Bonald, encuentro multidisciplinar donde participan numerosos autores y artistas de Andalucía.

Ha impartido talleres literarios en el Centro Penitenciario Puerto III.

Es guionista del espectáculo multidisciplinar de danza aérea, contemporánea y flamenco “Soliloquio. La voz del mundo interior” estrenada en el Teatro Moderno de Chiclana el 7 de noviembre de 2009.

Es miembro de Centro Andaluz de las Letras (CAL) de la Junta de Andalucía.





viernes, 3 de febrero de 2017

Entrevistas, novedades y próximas convocatorias

Acaba de terminar el viernes. Después de tres vibrantes semanas durante el mes de enero, no hemos tenido velada en el Aula de la Palabra. En estos días que han pasado desde la última lectura celebrada, la Asociación Cultural Norbanova ha retomado el sosiego para aguardar y preparar actividades futuras, contemplando el mundo y el devenir de otras iniciativas culturales desde el indiscreto mirador que hoy ofrecen las redes sociales y a través de los medios de comunicación. 

En todo caso, comenzábamos la semana desde los micrófonos de Canal Extremadura Radio, a los que acudía la Presidenta de la Asociación, Pilar López Ávila, para hacer un resumen y una panorámica de nuestras actividades y proyectos más inmediatos. Agradecemos desde aquí a los responsables del programa "La Tarde contigo", y adjuntamos enlace al podcast conde puede escucharse la entrevista realizada, que aparece concretamente en el intervalo temporal comprendido entre los minutos 20:19 a 34:19 http://podcastdl.canalextremadura.es/2017-01-30--LATARDE3H.mp3


Entretanto, seguimos recibiendo textos y aportaciones para la próxima edición de Norbania, Revista de Literatura y Creación, que después de año y medio de silencio, volverá a ver la luz en el mes de abril con un número extraordinario con el que pretendemos conmemorar los diez años de existencia de la Editorial Norbanova. Esperamos contar con las colaboraciones de quienes a lo largo de esta travesía participaron y confiaron en nosotros, así como de otros muchos más que se han querido incorporar. Norbania 7 será pues una revista muy distinta a las anteriores, no solo por la importante cantidad de colaboradores (poetas, narradores, artistas plásticos, ilustradores, críticos, periodistas, etc.), que tendrán un hueco en sus páginas, sino por sus propias características, con una sistemática completamente renovada, división en bloques temáticos, nuevas secciones, manteniendo el cuidado de la presentación final y el contenido gráfico, que trataremos de reproducir con la mayor calidad posible. 


También en estos días estamos asistiendo a la práctica finalización de la edición de uno de los libros que publicábamos el pasado año dentro de la colección de narrativa, la novela La Colombiana, de José Antonio Leal Canales, cuya demanda nos ha desbordado y probablemente nos veremos obligados a encargar una segunda edición ante el éxito de ventas obtenido. Nuestra gratitud al autor por haberlo hecho posible al permitir que Norbanova Cáceres pudiera incluir en su catálogo una obra que terminado siendo tan requerida por los lectores por su calidad y contenido.
Apenas nos quedan ya ejemplares de la primera edición 

Unas ediciones se agotan y otras están a punto de estrenarse. En breve podremos anunciar que disponemos ya del nuevo título que acabamos de publicar en la colección "Baúl de palabras", el número 7, selección poética a cargo del escritor, profesor y cronista de la localidad de Montánchez, Hilario Jiménez Gómez. La propuesta se titula "AQVA", y da cobertura a una cuidada colección de poemas en el marco de un no menos trabajado contexto gráfico, con ilustraciones a cargo de la ilustradora cacereña Deli Cornejo y un diseño que sin duda alguna, va a sorprender al lector. En primicia, reproducimos las cubiertas. 


Pero volvamos al Aula de la Palabra. Después de nuestra propuesta de enero poético, con autores y libros verdaderamente destacables, nos entristece que un esfuerzo personal y económico tan grande como el que realiza la Asociación para mantener esta actividad, haya tenido un poder de convocatoria que hubiéramos deseado muy superior, sobre todo en orden a la enorme calidad de los autores que nos han visitado y la difusión que procuramos darle a cada uno de los actos. Nos alegramos por ello que este mismo viernes, quien estuviera con nosotros la semana anterior, la poeta Teresa Guzmán Carmona, con su libro  "Zapatos para pisar la lluvia", haya podido disfrutar en su presentación en Plasencia, en la librería-café "La puerta de Tannhäuser", y con el Presidente de la Asociación de Escritores Extremeños, Juan Ramón Santos, como maestro de ceremonias, de la adhesión de un público quizá más entregado y numeroso que el que tuvo por estos lares. Una vez más, enhorabuena, querida amiga Teresa. Seguimos preguntándonos dónde esta la clave, quizá en nosotros mismos, en la actitud del público de esta ciudad respecto de este tipo de actos, si hay algo que debemos mejorar y cuidar en cuanto a la organización...

Y con estos interrogantes nos plantamos en breve ante una nueva velada del Aula, que también tendrá como protagonistas a la poesía, y a una mujer, otra extraordinaria poeta y además gestora cultural, como directora y editora de iniciativas como la revista "El ático de los gatos" y "El ático de los gatitos". Comprometida con la promoción de la lectura y la difusión del libro, la autora gaditana Rosario Troncoso, nos visitará en el Aula el próximo viernes 17 de febrero. Será en la Biblioteca Pública de Cáceres, a partir de las 19:30 horas y el propio Coordinador del Aula, el escritor Jesús M. Gómez se encargará de efectuar la presentación. 







"La Otredad", de Hilario Jiménez Gómez, en el Aula de la Palabra

Una vez más tenemos que hacer un balance muy positivo de la última velada que hemos celebrado en el Aula de la Palabra. Fue el pasado jueves...