sábado, 25 de marzo de 2017

Actividades para el fin de semana. Comienzan las Ferias del Libro

Fin de semana intenso el que se avecina. Comenzaremos el viernes 31, en que recibimos a CARMEN GIL en el Aula de la Palabra, con toda su magia e imaginación, una de las principales voces de la literatura infantil y juvenil de nuestro país, con más de cien títulos publicados y una energía inagotable, que seguro hará las delicias de todos los lectores, pequeños y mayores. Presentará a la autora la escritora Pilar López Ávila. Será en la Biblioteca Pública de Cáceres, a partir de las 19:30 horas. Ojalá la primavera haga por fin su aparición y este episodio invernal que todavía nos visita haya dejado paso a un tiempo más benigno que nos permita compartir con nuestra invitada un paseo por la Ciudad Monumental al término de su lectura. 

Y casi sin parar, saldremos el sábado 1 de abril camino de la Feria del Libro de Trujillo para presentar, a las 13:30 horas, nuestra más reciente publicación, la que hace el número 7 de la colección "Baúl de palabras", el poemario "AQVA", de HILARIO JIMÉNEZ GÓMEZ, con ilustraciones de Deli Cornejo. Aunque el libro lleva ya en librerías desde hace unas semanas, aún no lo habíamos presentado oficialmente, y lo haremos sin duda de la mejor forma en la bellísima Plaza Mayor de Trujillo, donde el autor estará acompañado por el poeta Luis García Montero.  Un comienzo desde luego más que prometedor para la promoción del libro, que continuaremos en la Feria del Libro de Cáceres. 



Al día siguiente, domingo 2 de abril, antes de la clausura del evento  de Trujillo, las autoras de Norbanova, Pilar López Ávila y Deli Cornejo estarán en la caseta de presentaciones para estrenar la segunda edición de su libro "El AVEcedario inventado", editado por TAU editores. Será a las 17:00 horas.


Empezaremos la semana con la inauguración, el 4 de abril, de la Exposición "La selección natural y otras ilustraciones", de la prestigiosa ilustradora ESTER GARCÍA, en el Palacio de la Isla, donde podrá visitarse hasta el 4 de mayo. La Asociación Cultural Norbanova organiza dicha Exposición dentro del programa de actos de su X Aniversario, con la colaboración de la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Cáceres. 




lunes, 13 de marzo de 2017

Vuelve al Aula la literatura infantil y juvenil con CARMEN GIL



La próxima sesión del Aula de la Palabra en este curso del X Aniversario de Norbanova, antes de la vorágine de las Ferias del Libro que están a punto de comenzar y en las que también nuestra Asociación Cultural (Sección Editorial) participará, con la presentación del poemario "AQVA", de Hilario Jiménez Gómez (Colección "Baúl de palabras, número 7"), volverá a depararnos el necesario encuentro con la literatura escrita y pensada para los más pequeños, los futuros lectores. Fomento de la lectura pues, con mayúsculas, esta vez de la mano de la prolífica escritora CARMEN GIL, a quien tendremos el honor de tener en el Aula y que seguro va a hacer las delicias de la gente menuda y también de los más mayores, con su infinito mundo de imaginación y poesía.  No en vano, CARMEN GIL tiene más de cien libros publicados, en editoriales como Planeta, SM, Lumen, Hiperión, Kalandraka, Oxford.... Ha sido traducida a unos veinte idiomas.  Su obra, La sonrisa de Daniela, fue distinguida con un “White Raven”, concedido por Biblioteca Internacional Jugend de Munich (Alemania). Ha obtenido un premio en la Campaña Juul, de la Federación Navarra de Ikastolas. Le ha sido otorgada la Medalla de Oro al Mérito Educativo en Andalucía, junto al exministro Maravall y al pedagogo Tonucci. Realiza colaboraciones literarias para textos escolares (SM, Santillana, Casals…) y artículos para revistas especializadas. Con The book of holes obtuvo el segundo premio al Mejor Álbum Ilustrado, en el Intrenational Latino Book Awards de 2014. Da cursos de poesía infantil y charlas de animación a la lectura. Algunos de sus libros han sido seleccionados por el Gobierno de México, Chile, Argentina…, para ser distribuidos por las bibliotecas públicas del país. Tiene una página web (www.poemitas.org) que acerca su obra a todos los niños del mundo. Colabora con varias instituciones (Instituto Cervantes, Centro Andaluz de las Letras, Gobiernos Autonómicos, Universidades…) dando conferencias y realizando encuentros con lectores.  





Será en el Salón de Actos de la Biblioteca Pública de Cáceres (A. Rodríguez Moñino/M. Brey), a partir de las 19:30 horas, y la presentación correrá a cargo de la también escritora Pilar López Ávila, Presidenta de la Asociación Cultural Norbanova y autora, entre otros títulos de éxito, de "Las divertidas aventuras de las letras", editado por Bruño, del que ya hemos perdido la cuenta del número de ediciones que lleva publicadas. 




sábado, 11 de marzo de 2017

Y aprendimos escultura con Juan Muro en el Aula

Si tiene sentido una actividad como el Aula de la Palabra, lo es por sesiones como la que vivimos ayer. Un espacio donde escuchar y compartir conocimientos, pero también donde aprender. Respondió a la perfección el escultor Juan Muro con su conferencia sobre la forma de trabajar la "escultura mayor" en piedra. El numeroso público que llenó el Salón de Actos de INTROMAC, seguro que regresó a sus domicilios sabiendo cosas que antes ni siquiera se habían planteado. Y es que no tardó nuestro invitado en sumergirnos en un mundo apasionante, explicando paso a paso su trabajo con el mármol y cómo tras un laborioso proceso de desbaste y modelado surgían a la vida las tres dimensiones de su inspiración, desde las primeras fotografías y bocetos de los modelos hasta el acabado final, ya en clave de escultura. El cambio de registro del Aula, centrada últimamente en la poesía, no fue solo temático, sino también físico, y así, nos desplazamos hasta el Campus Universitario de Cáceres, donde tiene su sede el Instituto Tecnológico de Rocas Ornamentales y Materiales de Construcción (INTROMAC), y allí pudimos visitar, finalizada la interesantísima conferencia de Juan Muro, su propio taller, en el que el público tuvo la oportunidad de admirar aquellas obras cuyo proceso creativo había narrado con todo detalle previamente, advirtiendo su estado actual de acabado y cómo desde el bloque en bruto de piedra  procedente de tierras portuguesas (las canteras situadas en el triángulo de Estremoz, Borba, Vila Viçosa), la mano del escultor había terminado dándole forma humana.  La Asociación Cultural Norbanova quiere dar las gracias a todos los que han hecho posible esta magnífica y enriquecedora actividad, esperando que sea la primera de otras futuras incursiones del Aula en el mundo de la creación artística, con todas sus enormes posibilidades. 



Aula de la Palabra en INTROMAC, con Juan Muro, Manuel Martín y Jesús M. Gómez.


Alfonso Pomet presentando a Juan Muro




Juan Muro explica el proceso de creación de sus esculturas, y para terminar, la visita al taller, donde el público pudo admirar in situ su trabajo.








 Algunos detalles de las esculturas






viernes, 24 de febrero de 2017

Próxima Aula de la Palabra: Conferencia del escultor Juan Muro y visita al taller de escultura




La cultura habita más allá de las páginas de los libros. En Norbanova Cáceres lo sabemos bien, y por eso el Aula de la Palabra no solo se alimenta de literatura. Después de una larga temporada a merced de los vientos de la imaginación hecha poesía o revestida de los ropajes de la narrativa, se hacía necesaria una escapada para saborear las delicias del conocimiento en tres dimensiones, de la misma poesía surgida del duro oficio del que crea a golpe de buril realidades tangibles, palabras que pueden leerse con los dedos. Marzo está a la vuelta de la esquina, y a pocas jornadas del comienzo de la primavera, el Aula de la Palabra sale de sus escenarios habituales para visitar el taller de escultura en las dependencias de INTROMAC, en el Campus Universitario de Cáceres, donde el artista Juan Muro nos ofrecerá una visión acerca del proceso creativo de su obra y podremos admirar sus trabajos. Será el viernes 10 de marzo, a partir de las 19:30 horas. 


Juan Muro es uno de esos, ya poquísimos, escultores que aún se atreven enfrentarse a bloques de mármol de miles de kilos, tales como nos enseñaron los griegos muchísimos años antes de Cristo y como se ha hecho durante toda la historia de la escultura, hasta que los nuevos materiales facilitaron la tarea del modelado. ¿Pero cómo puede hoy hacerse lo que hacían los antiguos maestros cuyos talleres estaban financiados por mecenas y repletos de esclavos? ¿Qué debemos aprender y qué podemos seguir usando de aquellos escultores que nos trasmitieron el humanismo a través de sus esculturas?


Juan nos hablará sobre cómo se hace hoy una gran escultura de mármol y sobre cuáles son las consideraciones que priman en la escultura mayor sobre piedra dura, sobre cuáles son las maneras que tenemos de esculpir y cuál ha sido la evolución de este arte sublime. Algunas obras de este autor, tales como la réplica de la Diosa Ceres que se expone en el Foro de Los Balbos de la Plaza Mayor de Cáceres, o la talla del gran blasón de los Ovando que provocó la disputa entre los ayuntamientos de Alcántara y Cáceres por su emplazamiento, y que hoy se encuentra en el patio interior del Hotel NH en la Plaza de San Juan, dan muestra de su oficio. Pero su búsqueda de la originalidad en el arte lleva a este artista al anonimato y eso hace que esta sea una de las pocas ocasiones que tengamos de escuchar cómo se acometen hoy estas grandes obras de bloques ciclópeos propias de colosos de otros tiempos, sobre cuáles son las dificultades y las metas, las nuevas herramientas y los nuevos modos del arte de la escultura, para poder llegar a entender cuánto y cómo hemos avanzado en el camino que se inició con Fidias.


sábado, 18 de febrero de 2017

Crónica y reseña completa de la lectura de ROSARIO TRONCOSO en el Aula de la Palabra

No podíamos imaginar mejor colofón para el ciclo de poesía con el que Norbanova Cáceres ha inaugurado el año 2017 en este quinto curso de su Aula de la Palabra. Con creces mereció la pena la espera,  pues disfrutamos muchísimo con la poesía de Rosario Troncoso y con el repaso que hizo de su trayectoria en el mundo de la cultura y de la edición. Después de un amplio repaso a su último libro "Transparente",  y con la complicidad del público asistente, que en todo momento quiso participar en la velada a través de sus preguntas, observaciones y sugerencias, nos habló Charo de sus revistas "El ático de los gatos", y "El ático de los gatitos", aunque de esta última no pudiera disponer de ejemplares al habérsele agotado debido al gran éxito de la publicación, destinada a un público menudo y especialmente exigente. Completó su lectura con una visita a los poemas de "El eje imaginario" e incluso nos ofreció en primicia algunos inéditos. En todo momento, destacó la cordialidad y cercanía de la autora, volviendo a hacerse realidad la filosofía que desde el principio ha caracterizado al Aula, la de permitir un encuentro directo con los creadores y, en el caso de poetas, comprobar que los versos suenan y se perciben distintos si se escuchan de sus propios labios. 



Para acercarnos a la obra de Rosario Troncoso y a lo que supuso su presencia en el Aula de la Palabra de Norbanova Cáceres, reproducimos a continuación la reseña completa con que el escritor Jesús M. Gómez y Flores, Coordinador del Aula, presentó ayer a la autora en la Biblioteca Pública de Cáceres. 


ROSARIO TRONCOSO en el AULA DE LA PALABRA.
Cáceres, 17 de febrero de 2017

I. DE REGRESO A EXTREMADURA.  Corría el mes de octubre de 2015. Apenas se había instalado el otoño sobre los berrocales y las dehesas. Quiso ese año venir impregnado de versos, los que de la mano del poeta José Cercas engalanaron la hermosísima villa de Trujillo, con las voces de ocho extraordinarias mujeres con nombre propio en el proceloso océano de la poesía. Aunque su palabra y el recuerdo de esas memorables jornadas quedaron para siempre conservadas en las páginas de un libro, “Voces poéticas en femenino”, siempre supimos que allí no acabaría nuestro idilio con ellas. A Rosario, -Charo-, la conocí en la segunda velada del evento, y tras escucharla recitar sus poemas, enseguida hablamos de que tenía que venir como invitada al Aula de la Palabra, en cuanto sus posibilidades familiares y profesionales le permitieran hacer una nueva escapada hasta tierras cacereñas. Como reza el dicho, “a la tercera va la vencida”, y tras no poder estar con nosotros cuando se presentó el libro en Cáceres, ni luego en mayo de 2016, para cerrar el curso en el Aula, conseguimos al fin poder disfrutar hoy de su buen hacer poético, de su experiencia como intensa activista cultural, autora todoterreno, editora..., y vamos a detenernos aquí, porque Charo tiene, si me permiten la expresión, “cuerda para rato”.  Entretanto, en ese despliegue de meses y de tiempo, su verso resolvió hacerse todavía más suyo, más carnal y táctil, decidió respirar su mismo oxígeno y alimentarse de sus labios. Tuvo que pasar otro verano y la vuelta del otoño trajo consigo a Enrique, su bebé, un gatito más que mimar bajo los techos inclinados de ese ático que da rienda suelta a su fértil imaginación y creatividad, por cuya entreabierta claraboya se perciben los aromas marineros de la Bahía, los quejíos de la Isla y el graznido de alguna gaviota rezagada.

Hoy nos visita en Cáceres, tierra adentro, junto a la adusta silueta de sus torres y la embriaguez de sus callejuelas. Es ella de las que “profesan” la poesía, inescindible de su forma de ser, de su manera de entender los intrincados mecanismos de la vida. Siente Charo la urgencia de comunicarse, de verter oleadas de sentimiento a través de sus versos, que se erigen en “eje imaginario” alrededor del que vertebrar toda esa actividad mediante la que derrocha su energía en el mundo de la cultura a través de múltiples propuestas e iniciativas que van más allá de su labor meramente creativa. Revistas como “El ático de los gatos”, y su hermana pequeña, “El ático de los gatitos”, dan buena muestra de su inquietud por hacer llegar la lectura hasta el más insospechado de los lectores, convertirla en una experiencia enriquecedora y también divertida.

“Huir de los domingos”, “Delirios y mareas”, “Juguetes de Dios”, “El eje imaginario”, “Yo no soy Dorothy y éste no es el reino de Oz”, “Fondo de armario” son los títulos que jalonan su itinerario poético hasta que en 2014 publicase con la editorial “La isla de Siltolá” su hasta ahora último y muy celebrado poemario “Transparente”.  


II. TRANSPARENTE.  Con el cansino arrullo del tren, cuando hace solo unos pocos días surcaba desde Extremadura las arterias que conducen al corazón de esta piel de toro, tuve la ocasión de sumergirme, una vez más, en la lectura de este libro, a la búsqueda de pistas con que allanar las claves que encierran sus poemas.  “Transparente” aparece articulado en dos apartados, que llevan respectivamente los títulos “Derribos controlados” y “Ya no son infalibles las rutas conocidas”. El primer contacto, la novicia impresión del trabajo de un poeta, acostumbran a ser escasamente determinantes y poco esclarecedores. Es preciso bucear de lleno, desenhebrar las costuras que mantienen la tensión entre los versos. Al enfrentarme con el libro de Charo, me dejo sorprender enseguida por el mensaje que late en esos poemas que conforman su cuaderna inicial.  ¿Por qué habla la autora de “derribos controlados”, qué realidad se sitúa en la cuerda floja, qué sueños han dejado de súbito de serlo?  Contienen los poemas constantes referencias a elementos perecederos, adjetivos que se tiñen de temporalidad: La eternidad es provisional, el día a día, lastrado de fugacidades. Y una obsesión sin nombre cuyo tacto, cuyo olor, cuyo abrazo, parecen haberse marchado sin billete de vuelta. Es el descubrimiento del frío, del desamparo, del abandono que encanece los dedos y las manos, de la frustración que puebla de espejismos un futuro que quizá no pertenecía a quienes un día trataron de escribirlo. Dice la autora: “El gran futuro fue/ el sueño de los otros”, mientras se suceden los poemas como si a sus espaldas, uno de aquellos ángeles de Alberti conspirase en silencio: “sin cuerpo, / sin alma, /ahumada voz de sueño / cortado”.  La sensación que el poeta de Puerto de Santa María, gaditano como Charo, expresaba imaginando una presencia: “Alguien detrás, a tu espalda, / tapándote los ojos con palabras /…alguien detrás, a tu espalda, / siempre”, parece respirarse en los grisáceos versos de esta primera parte de “Transparente”. Títulos como “Duelo”, Los objetos perdidos”, “Buenas noches”, transportan al lector a un universo amaestrado por la ausencia, por una constante sensación de pérdida, donde la nostalgia es un acero que se clava pausadamente en las entretelas de la cotidianidad.   

         […Y el mar entonces hizo caer las máscaras, puso nombres al vacío y al dolor por la muerte del verano. Surgió incipiente el prurito del olvido entre los pétalos, las imágenes de un tiempo que se aferra al tronco salvador de la memoria]
(acotación libre del intérprete)

Entretanto, la temperatura de los versos acelera la necesidad de pasar página, de revelar la auténtica naturaleza del deseo, ese que prescinde de fingidas convenciones. En “Desconexión”, confiesa la autora: “Procuro evaporarme. / Que sea capaz de alcanzar mi alma, / ya a kilómetros de él, / en una cama infinita”.

 Los “derribos controlados” que se arraciman en cada uno de estos poemas son como una sacudida del Levante que te empuja a mirar el mundo de otra forma, a ensimismarse en la contemplación serena del océano mientras, en voz baja, las olas continúan pronunciando ese nombre que duele y que se confunde con la arena a cada pleamar. El tiempo es promesa que se deshace entre los dedos, que llama a la aventura de un destino intacto donde florecer “libre de lastres”.


         […Y así, los párpados apartaron los visillos de la ingenuidad, no todos los senderos son fiables, se hace preciso buscar el abrigo del faro cómplice, que santifique lo endeble de las naves]
(acotación libre del intérprete)

         Ya no son infalibles las rutas conocidas” es la segunda cuaderna de “Transparente”. Se sumerge de lleno la voz poética de Rosario en el vaivén de los escenarios cotidianos, en el trasiego de una edad que parece avanzar más deprisa y exige tomar conciencia de su estatura. De pronto, una semana más ha pasado y tras la ilusión del viernes, vuelve el lunes con su rutina: Sobre la misma silla, / el lunes, el cansancio, / el impecable uniforme de autómata”.  El cuerpo frío es consciente del invierno y su adormidera, de cómo se cuela en las estrías de la piel y se hacen necesarias “Unas manos que abriguen”. Si en la primera parte del libro profesaba la autora un discurso más obsesivo, contagiado de presencias inasibles, asistimos ahora a una más diversificada explosión de sentimientos, con guiños al tránsito de las estaciones o los miedos atávicos que pueblan el inconsciente; expresados con la melancólica ternura de poemas como “Cuerpo de casa”, o la impotencia de “Apatía”. Se detiene el verbo en la contemplación de las cosas pequeñas, cercanas, desconfían las palabras de la labilidad del mensaje, cuando la voz ha perdido la seguridad de antaño y ya nada importa.  Sorprende el tono descarnado y directo de algunos de estos versos, auténticas cargas de profundidad que pretenden sacudir la línea de flotación del ser humano con sus dudas y hacer al lector cómplice de un chasquido que él también escucha con los ojos cerrados, camino de la intemperie.  Los últimos poemas del libro incrementan, si cabe, esa dosis de realidad que la poeta ha querido dejar claro que es la que verdaderamente importa. No deja indiferente “Taller de alta poesía”, o la deconstrucción del edificio poético, en un gesto de rebeldía de la autora frente a aquellas manifestaciones viscerales de la escritura, tan apartadas de la indagación de lo esencial, del verdadero karma. La autenticidad es un valor que emana de la transparencia de los versos. Como diría Gamoneda, “cualquier día, de mi corazón, / van a ir saliendo los insectos".  Porque se trata de despojarse de inútiles corazas, aun cuando no sea tarea fácil la de conjurar el avance de las telarañas. En poemas como “Desahucio”, lo que permanece es la vida entera, el diálogo con lo vivido.

         La lectura de “Transparente” nos conduce hasta un umbral donde la poeta permanece en guardia, donde ser consciente de la fragilidad que trepa por las piernas y que obliga a esporádicas “Puntadas” para restaurar los jirones deshilachados. Queda finalmente un regusto de esa melancolía que impregna toda esta segunda cuaderna del poemario en el poema que le sirve de cierre: “Profesora, la poesía no sirve para nada”. Inerme ante los elementos, la energía creadora parece haberse desvanecido, y nos viene a la memoria aquella vieja canción de Mecano en la que su protagonista se convertía en aire, “e iba pasando, ¡qué curioso!, al estado gaseoso”. Pero no hay que preocuparse, seguro que alguien vuelve a esa aula que la autora describe desierta, y abre la ojerosa antología de Machado que allí quedó varada, para recitar a viva voz sus versos y hacer regresar de inmediato, cual oriental genio, a la poeta desde la dimensión de la bruma, con renovados bríos y la voz firme de quien ha hecho de la poesía su código vital, aunque a veces, también duela.   En palabras de Alejandra Pizarnik, “Oh enciende / tus ojos / del color de nacer”.  

Jesús María Gómez y Flores. 17 de febrero de 2017.



Y para finalizar escuchemos a la autora, de viva voz, leyendo sus poemas: 




Poemas pertenecientes al libro "El eje imaginario" 
(Ediciones en Huida)