sábado, 2 de julio de 2011

En blanco....y con la palabra en los labios

No escribimos mucho últimamente. No sé por qué, pero el verano no me resulta la época más propicia para perderse en los devaneos de la inspiración, antes al contrario, pereza y desidia parecen apoderarse de la palabra, dejándola prendida de los labios, al borde de un amasijo de folios en blanco, vacíos y sin prisas, como aguardando que el calor lentamente se retire. Tras la primavera, todas nuestras actividades han sufrido un parón inexorable y como en ocasiones anteriores, uno se plantea muchas cosas.

No hay comentarios: