domingo, 17 de enero de 2021

Ha fallecido el escritor Carlos Blanco, amigo y colaborador de nuestra Asociación Cultural. Aquí dejamos nuestro recuerdo y homenaje

Después de la magnífica velada que disfrutábamos el viernes con Ana Alcolea en el Aula de la Palabra en torno a su novela "El brindis de Margarita", conocíamos ayer sábado la triste noticia de la muerte del escritor y profesor salmantino Carlos Blanco, tras larga enfermedad, autor con el que habíamos mantenido desde la Asociación Cultural Norbanova una muy cercana y directa relación, habiendo colaborado con nosotros en el libro solidario "Quiero ir al cole", en el participó con su poema "Con semillas de Cáchiviriño", que como recuerdo y homenaje reproducimos a continuación. Carlos Blanco estuvo en Cáceres con motivo de la presentación de "Quiero ir al cole" en diciembre de 2017 y acompañó a Pilar López Ávila cuando el libro se presentó en Salamanca. Nos ha llenado de pesar el fallecimiento de nuestro amigo y excelente poeta, muy vinculado a la literatura infantil y juvenil. Descanse en paz. Siempre le recordaremos. 

                                                                            

Presentación de "Quiero ir al cole", en diciembre de 2017



CON SEMILLAS DE CÁCHIVIRIÑO


Llevo en la mochila

unas cuantas cosas,

todas me parecen

la mar de preciosas.



Perfume de lilas,

esencia de rosas,

aroma de tila

y dos mariposas.



La luz de una vela,

un cielo escarlata,

besos de mi abuela,

maullidos de gata.





El plano arrugado

que esconde el tesoro

de un pirata honrado

con dientes de oro.



Polvo de una estrella

que pasó fugaz

y un puñado a ella

pude arrebatar.



Polen de amapolas,

el canto de un grillo,

vaivenes de olas,

trinos de pardillo.



También llevo en ella

reflejos de Luna

que encontré flotando

sobre la laguna.

El nido de un mirlo

que vacío quedó

por culpa del fuego

de algún cazador.



Caricias y besos

de papá y mamá.

Miles de sonrisas

para regalar.



La sombra del niño

que aún me persigue

queriendo atraparme

para que la ligue.



Montones de cuentos

que poder contar.

¡Tan rico alimento

ayuda a soñar!



Unos cuantos versos

que, un día, Gloria Fuertes

lanzó por los aires

y tuve la suerte

de poder coger.



Si queréis leerlos

los compartiré.



Todas esas cosas

las guardo aquí adentro.

Son muy valiosas.

¡Son más de un ciento!



Con ellas quisiera

hacer realidad

un sueño que espero

poder alcanzar.

Yo sé que esta noche

voy a perseguir

tan hermoso sueño

y un final feliz.

Para conseguirlo

debemos sembrar

semillas que traigo

de cáchiriviño.



Brotarán escuelas

en las que los niños

podrán aprender

el difícil arte

de poderlo ser.



Un mundo de ensueño

donde, para ir,

solo es requisito

querer ser feliz.

Sus cuatro paredes

cubiertas de flores

con rotuladores

de vivos colores

y en un arco iris,

vuelto del revés,

nos columpiaremos

colgando los pies.



Por mil universos

repletos de estrellas

buscaremos versos

de cuantos poetas

bordan sus poemas

al anochecer,

y a la luz del alba 

los dejan caer.





Con tantas recetas

para el paladar

juntos jugaremos 

al más bello juego

de nunca acabar.



Las puertas abiertas

ya, de par en par,

a todo el que quiera

por ellas pasar.

Sin credos, ni razas,

ni color de pelo…

pues cosas tan simples

me importan un bledo.

Sobre su dintel

rezará este lema:

“Si eres niño, pasa”

¡Merece la pena!



Será esta tu casa

mientras tú lo quieras.



¿Quién quiere semillas

de cáchiriviño?...

Abrid la cancela.

¡Que pasen los niños!



Vaciad las mochilas,

mostrad vuestras cosas,

seguro que son

igual de preciosas.



Ilustración: Raquel Díaz Reguera











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Crónica completa de las VIII JORNADAS GÓTICAS DE CÁCERES

Hoy despedíamos esta edición de las Jornadas Góticas de Cáceres. Y van ocho. Lo hacíamos como ya es tradicional, visitando la parte antigua ...