miércoles, 22 de agosto de 2012

Lecturas e introversiones

No lo sé, pero mientras leo "Aire de Dylan", de Enrique Vila-Matas, me siento más identificado con todo lo que en la novela se dice sobre el fracaso y su inseparable maridaje con la literatura. Al principio, uno venía encontrándose a gusto con lo que a ratos perdidos escribía, pero desde hace un tiempo, una parte importante de ese placer ha terminado derivando en un enjambre de dudas, en una ansiedad de preguntas sin respuesta, con la convicción cada vez mayor de que no podrá liberarse de ese regusto de incómoda mediocridad que parece envolverlo todo. A estas alturas, y después de casi treinta años de aquel primer libro de gestación puramente escolar, los kilómetros recorridos, la génesis casi constante de material que en gran medida permanece inédito, te suscitan muchos interrogantes. Ahí quedó un proyecto de antología que al menos pudiera actualizar una producción poética ininterrumpida desde los años ochenta, e incluso algún libro premiado que nunca vio la luz. Uno se ve acosado por sus propios fantasmas. Como diría Sergio Chejfec, citado por Vila Matas, "el fracaso es la prefiguración natural del destino del escritor". Quizá tenga razón.

martes, 14 de agosto de 2012

Cine y Literatura: Reinventando el mito.


Desde siempre, cine y literatura han estado íntimamente relacionados. Un buen libro que luego se convierte en película, aunque el proceso resulte algunas veces decepcionante, un guión verdaderamente original que permita construir una historia sólida, que con una buena dosis de acierto y puesta en escena, así como ese mínimo de suerte siempre necesario, termina incluso forjando un mito. Imágenes con referencias literarias, sagas que surgen de la nada y se reinventan continuamente, no siempre con las mismas coordenadas y las mismas claves que acaso un día funcionaron. El verano es hábil para rediseñar secuencias, para descubrir personajes y tomar nota de ideas y frases, para investigar nuevos sonidos y nuevas coreografías. El cine y los libros ayudan mucho a ello, abren la puerta a esos mundos que aguardan ser visitados.  Un primer ejemplo de ese maridaje nos condujo a la deliciosa novela "La delicadeza", de David Foenkinos, publicada en España por Seix Barral, y llevada al cine bajo la dirección del propio autor y de su hermano Stéphane Foenkinos, con reparto encabezado por la no menos encantadora Audrey Tautou, la inolvidable Amélie, cuya sensibilidad se reedita en esta nueva historia, en la que hay mucho de amor, pero también de ternura, de sentimiento y esperanza después de una desgracia personal.




Radicalmente distinta, la también recién estrenada Prometheus, quizá solivianta a quienes buscaran una reedición del mito de Alien, el octavo pasajero, o acaso una teoría razonablemente sostenible en la que apoyar el origen de aquella exitosa historia con la que Ridley Scott revolucionara el cine de ciencia ficción y de terror allá por 1979. Ya decíamos que no siempre la reinvención de los mitos responde a lo esperado y menos cuando lo que se plantea obedece a argumentos y propuestas no necesariamente coincidentes con el original. Como en Gladiator, Ridley Scott tiñe todo el filme de una atmósfera trascendente y existencial de la que carecía el Alien de finales de los setenta. Aquí se trata de indagar, de obtener respuestas, y el resultado, aunque brillante técnica y visualmente, con escenas realmente impactantes, termina en un océano de preguntas cuya explicación difícilmente obtiene el espectador, sumido en medio de un deslumbrante escenario futurista donde el hombre continúa siendo un ser débil y frágil que busca su sentido en el cosmos aunque ello pudiera costarle su propia aniquilación. Después de ver Prometheus, la tentación de navegar de nuevo a bordo de la Nostromo nos lleva a adivinar las coincidencias que pudieran existir entre ambas películas; la más significativa, la dicotomía entre el personaje femenino protagonista (en Alien, el encarnado por Sigourney Weaver, la célebre Ripley, y en Prometheus, el que interpreta Noomi Rapace), y el androide, en los dos filmes certero, implacable y programado. Pero también está la criatura, sin duda mucho más relevante en la primera que en esta precuela, donde el director se pierde en una suerte de referencias simbólicas y arqueológicas que recuerdan las propuestas de Erich Von Daniken sobre la hipótesis de un creacionismo extraterrestre. Prescindible a nuestro entender el personaje encarnado por Charlize Theron, cuyo sentido no acabamos de captar más allá de lo que supone el reclamo de una actriz de renombre y físico inapelable. 





Después de tanto comecocos, lo mejor es pasar un buen rato y desintoxicar la mente con propuestas como la de Brave, de la factoría Disney Pixar, cine de consumo pero de impecable factura con una historia divertida, idónea para estos días en los que se trata de desconectar de lo cotidiano. Y con una princesa de nombre extremeño, Mérida, pero ascendencia escocesa. 



sábado, 4 de agosto de 2012

De vacaciones.

Las vacaciones son tiempo de desajuste, un desajuste sin duda agradable, pero que rompe del todo los esquemas cotidianos. La distancia, la diversidad, los espacios en blanco, contribuyen a ello. Los meses que se avecinan serán sin duda duros, vendrán cuesta arriba en muchos aspectos y se hace necesario recargar fuerzas, hacer acopio de buenos momentos que ayuden a paliar la tormenta que viene de camino. Nada mejor que poner tierra de por medio. Reencontrarse con los escenarios donde surgió la inspiración y escrutar otros que poder vestir con el artificio de las palabras. Descubrir que más allá de la orilla del mar donde Caspar David Friedrich situara su solitario monje, apenas a unos metros, en la misma galería, otro pintor sugería un escenario muy distinto, Carl Blechen, con su "A Monk in a rocky setting". Los contrastes, violentos casi algunas veces, nos rodean.



Esta noche, en la localidad de Mata de Alcántara, varios compañeros y colaboradores, que han participado en las publicaciones de Norbanova, ofrecerán una velada literaria, y aunque no podremos acompañarles físicamente, sí estarermos con ellos a través de la revista Norbania, en la que casi todos los que hoy intervienen han tomado parte con sus creaciones. Mucha suerte pues a amigos como Víctor Manuel Jiménez, Vicente Rodríguez, Puri Claver, María S. Durán, Francisco Bermejo y Nicolás Corraliza, inmunes al desaliento, que aliados con el fulgor de la palabra, seguro que harán pasar un buen rato a los asistentes.

En estos días, cuando la Asociación también ha relajado sus actividades y mira con preocupación su propio futuro, lo mejor parece ser refugiarse en un libro y acomodarse al amparo de una buena selección musical. Aunque la ilusión permanece intacta, no es posible ignorar que la convulsa situación que vivimos sin duda alguna tendrá su reflejo en la continuidad de muchos proyectos que tal vez ya no puedan abordarse. De momento, en septiembre se presentará el anunciado segundo título de la Colección de Ensayo, y Norbania 2 seguirá su andadura con alguna nueva e improvisada puesta en escena, todavía no concretada. El tándem Pilar López y Deli Cornejo sigue preparando su nuevo libro infantil sobre las andanzas de la cocinera Pringosona Rodríguez, y esperan tenerlo listo para finales de año. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos de la Sección Editorial y anticipamos que no dejará indiferente a nadie, especialmente a los más pequeños, a quienes enseñará buenos hábitos alimenticios.



domingo, 22 de julio de 2012

En tiempos de incertidumbre

Este verano, entre la desgana que produce el calor y la tormenta de noticias perturbadoras que escupen ininterrumpidamente los medios, resulta difícil relajarse. Es más, puede que sea imposible. La incertidumbre ha ido inundando los espacios vacíos, pegándose a la piel, dibujando una nueva realidad hasta contagiarnos el tacto con sus incómodas ataduras. A partir de ahora, el mundo no volverá a ser el que un día conocimos. 


Oasis de intenso color verde en las estribaciones de Montmartre, París, Rue des Saules

En este escenario, me llega el último libro de poemas de uno de mis autores favoritos, José Manuel Caballero Bonald, cuyo magisterio respeto profundamente desde hace años. Su obra "Entreguerras", que publica Seix Barral, en su colección Los Tres Mundos, responde al estilo de poesía que andaba buscando y que parece hecha a medida de las circunstancias y la época que nos ha tocado vivir. Versos largos, de potente contenido, no sujetos a reglas. Lo que importa es el mensaje, la palabra ante todo, la verdad auténtica en un momento plagado de incertezas.


El silencio, la desidia de la siesta, llaman a la reflexión, a meditar acerca de nuestros errores, a indagar entre líneas el sentido oculto de los pensamientos, su propia lógica, y la de los actos de los demás seres humanos. Se nos han planteado muchos interrogantes tras leer "La delgada línea roja", ensayo que sobre la película homónima de Terrence Malick, publica en Akal el profesor Francisco Javier Tovar Paz, que ya nos dejó en Norbanova un ejemplo de su magnífica sensibilidad con "Bandusia, los versos del agua". La filosofía y el cine, la correspondencia entre las imágenes de un conflicto bélico del siglo XX y las de la propia tradición latina. No es destruido lo cotidiano, "lo que se termina desvaneciendo es una forma de entender y habitar el mundo, se desvanece una vida, una mirada". Y todo ello con el trasfondo de las palabras de Séneca: "la razón desaparece ante la emoción, la palabra es inútil ante los hechos, la filosofía renuncia ante la vida sensorial y las pulsiones pasionales"
Quizá todo esto tenga sentido en un teatro como el que nos rodea, y haya que preguntarse cómo enfrentarse a cada nuevo desafío o qué interpretación es más acorde a la lectura de la realidad, como en los cuadros de El Bosco. 


lunes, 16 de julio de 2012

Una jornada para el coleccionismo

El pasado domingo, quince de julio, todavía con un calor soportable, estuvimos presentes en el III Mercadillo del Coleccionismo organizado por la Asociación Cultural Filatélica y Numismática Cacereña, que se instaló en la plaza situada frente a la Parroquia de San Blas, en colaboración, como en ocasiones anteriores, con la Asociación de Vecinos Universidad San Blas, así con con otros colectivos ciudadanos de Cáceres. Nuestra aportación desde la Sección de Coleccionismo fue más bien modesta, diseño de sello personalizado y cartel, pero estuvimos muy a gusto compartiendo un puesto en ese mercadillo al que estaban convocados aficionados al sello, la numismática, el libro antiguo, los viejos discos, e incluso los objetos antiguos de toda clase. Norbanova colocó sus títulos editados estos últimos años por si alguien tenía interés por la literatura y ciertamente, algún ejemplar tuvo salida, sobre todo los más recientes, como el segundo de los números de la revista Norbania. Estamos ya en pleno verano, con una importante relajación en cuanto a actividades y descansando de cara a los proyectos que vendrán cuando comience el nuevo curso. Pero ello no significa que tanto la Asociación, como sus colaboradores, deban dejar de hacer ese pequeño esfuerzo que supone continuar difundiendo esa labor que viene haciéndose, simplemente, hablando a otras personas que pudieran estar interesadas en los libros, los autores, la revista, para que se acerquen y quieran saber de ellos, para que se hagan suscriptores, y de esta manera posibilitar que esta particular forma de hacer cultura no decaiga.  Es lo que los coleccionistas venimos haciendo desde hace muchos años, pese al innegable declive que este mundo también ha sufrido y a la falta de relevo generacional que afecta inexorablemente al sector. Otras ideas, otras iniciativas, puedan quizá ayudar, y ahí estuvieron presentes la gente entusiasta de la Asociación Rastro Plaza Mayor, con su sueño de conseguir establecer más o menos regularmente un mercadillo de antigüedades y objetos de colección en pleno corazón de la ciudad. Ahora esperamos que el verano nos depare tiempo y espacios para la lectura, para reconciliarnos con todos esos buenos libros que llevan tantos meses aguardando su oportunidad sobre los anaqueles.



La Revista Norbania y los distintos títulos publicados por la Editorial Norbanova
también estuvieron en el Mercadillo. 




Aspectos del desarrollo del evento. 

domingo, 8 de julio de 2012

Reflexiones a propósito de Norbania 2. Noticias de la Sección de Coleccionismo.

Ha pasado ya una semana desde la presentación del número 2 de Norbania, y nos agrada el apoyo recibido por parte de la gente que estuvo presente, así como el de los que no pudieron por encontrarse fuera de Cáceres, que nos han hecho llegar sus impresiones a través del correo electrónico o por medio de las redes sociales. Lo cierto es que conservaremos durante mucho tiempo el buen sabor que nos dejó el acto literario, la amistad y entrega de los colaboradores y participantes, y precisamente por ello nos produce especial tristeza el desinterés y abandono que han mostrado los medios de comunicación, que pese a tener conocimiento previo de la actividad, de haberse difundido por diversas vías y posteriormente, habérsele hecho llegar la noticia de su celebración, ninguna referencia han realizado ni se han hecho eco. Una lástima, porque hubiera permitido que muchas personas que podrían interesarse por la revista supieran de su existencia, y habría impulsado sin duda la labor de la Asociación, que sin más objetivo que la promoción de la lectura y del libro viene desarrollando no sin esfuerzo. Es difícil continuar cuando el apoyo que se recibe se circunscribe al de unos pocos.  En todo caso, os estamos muy agradecidos. Norbania 2 ha comenzado pues su andadura y necesitaremos de todos para que llegue al mayor número de lectores, de modo que tenga sentido plantearse la aventura de Norbania 3, que merezca la pena. Entretanto, continúan las labores de imprenta del segundo título de la colección de Ensayo, que presentaremos a primeros de septiembre. Su autora, Angélica García Manso, especialista en la obra del cineasta portugués, Joao César Monteiro y estudiosa del cine en Cáceres.


Para este segundo semestre, la colección "Baúl de Palabras" pondrá en circulación su número 3, el mismo que debería tener Norbania a final de año, cuando también se presentará el nuevo título de la colección de literatura infantil y juvenil con las aventuras de la cocinera Pringosona. Mientras todo eso llega, es la Sección de Coleccionismo la que recobra protagonismo en este mes de julio, y en colaboración con la Asociación Cultural Filatélica y Numismática Cacereña, participará en el próximo "Mercadillo del Coleccionismo" que el domingo 15 de julio, en horario de 10 a 14 horas se va a celebrar en la Plaza de San Blas, en Cáceres, con el apoyo de la Asociación de Vecinos Universidad-San Blas, acto en el que además se va a presentar el último número de la Revista Norba Filatélica en cuya maquetación y diseño venimos colaborando.




Portada de Norba Filatélica, número 7 y Cartel conmemorativo del III Mercadillo del Coleccionismo, en cuyo diseño ha colaborado la Asociación Cultural Norbanova, y en concreto, la ilustradora Deli Cornejo. 




domingo, 1 de julio de 2012

Presentación de Norbania 2

Casi dos días nos ha costado recuperarnos del estrés y la tensión que supuso organizar un acto como el de la presentación de Norbania, número 2, el pasado 29 de junio, en el Baluarte de los Pozos, de la ciudad monumental de Cáceres. Entre las cuestiones puramente administrativas que hubo que resolver y luego, todo lo relativo a la infraestructura, equipos de sonido, sillas, etc., coordinación de los participantes, la verdad es que finalmente, en la Asociación Cultural Norbanova acabamos todos un poco cansados. Eso sí, con la satisfacción de que el evento terminó saliendo bien, y en gran medida gracias a las personas que después de haber colaborado en la revista, quisieron participar también en su puesta de largo compartiendo sus textos, su palabra, y por encima de todo, su presencia, con el público que esa tarde, que empezó calurosa, pero terminó fresquita, acudió de forma masiva hasta la cerca almohade de Cáceres al reclamo de la literatura. Porque, como diría Nicolás Corraliza, era "La noche de Norbania", y ella era la protagonista indiscutible. Más mérito tiene la colaboración de los autores y la asistencia del público si tenemos en cuenta que esos días finales de la última semana de junio concentraban gran número de actos muy similares, que habían comenzado el jueves por la tarde, con la presentación de "Partir de Cero", libro de relatos de Purificación Claver, que también participaba en Norbania, y que en la Biblioteca Pública de Cáceres fue acompañada por otros autores "norbanios" como Isabel Blanco Ollero y Vicente Rodríguez, sin olvidar a Víctor Manuel Jiménez Andrada, que luego también ayudaría en el evento de la Torre de los Pozos.


Presentación de Partir de Cero, de Purificación Claver, con intervención de Isabel Blanco Ollero.

 Al cantautor Manuel Cobos, que también puso su particular granito de arena en aquella presentación, también le vimos en el acto de Norbania, en el que esta vez no participó, como hizo en su estreno en diciembre, en el Gran Café, aunque es seguro que lo hará en próximas ocasiones, dada su grandísima calidad y el buen recuerdo que nos dejó su actuación. El mismo viernes 29, y una hora y media antes, el narrador Antonio Burillo, también en la Biblioteca Pública, presentaba sus dos novelas recientemente publicadas, El convento de la discordia y La colina de las cruces,  y muchos de quienes allí acudieron (empezando por los presentadores, el ubicuo Víctor M. Jiménez y Alberto Navalón), se pasarían luego por el Baluarte para disfrutar del acto de Norbanova, así como el propio Antonio Burillo, que nos dedicó sus obras.



 Ciertamente, en torno a las 21 horas, cuando ya había empezado la presentación, la terraza junto a Torre de los Pozos presentaba un inmejorable aspecto, con gran cantidad de público. Desde Eugenio Fuentes hasta Pilar Galán, sin olvidar nombres como Pepe Cercas, los músicos Jaime Naranjo y Manuel Cobos, la coordinadora del Aula José María Valverde, Mariángeles Pedrera, la investigadora Angélica García Manso, próxima autora que colaborará con Norbanova con su libro "Y Dios creó el cine. El universo de Joao César Monteiro", para la colección de Ensayo, el escritor y dinamizador cultural Marce Solís, poetas como Francisco Bermejo, Nicolás Corraliza, novelistas como Alberto Navalón, Montserrat Lamas, y esto por citar solo algunos, así como por supuesto los participantes más inmediatos, que fueron interviniendo sucesivamente: Toya Pelayo, Vicente Rodríguez, Isabel Blanco, Esteban Cortijo, Javier Alcaíns, Marta Sánchez Flores, Juan R. Corvillo, Francisco J. Tovar (que hizo, como él dijo, de Félix Ortiz, que no pudo venir),  Purificación Claver, Mila García... El Ayuntamiento de Cáceres estuvo presente por medio de sus Concejales de Cultura y Turismo.  No obstante, echamos de menos a quienes no estuvieron y que con sus obras han engrandecido este número de Norbania. Tuvimos un recuerdo para Luis Alberto de Cuenca, Efi Cubero y José María Jurado, y francamente, nos hubiera gustado compartir con ellos un momento como éste. También extrañamos a los antiguos componentes de Oropéndola,  Félix Ortiz Vivas y Alberto Doblado, que finalmente tampoco acudieron. En todos los casos, tratamos de hacerles presentes con la lectura de sus respectivos textos.  No podemos terminar esta crónica sin una referencia a quienes amenizaron la velada con su voz y su música. La sublime voz de la joven Esther, acompañada a la guitarra por su hermano Sebastián, iluminó sin duda el incipiente crepúsculo cacereño a la sombra de la vieja muralla. Sus notas resonaron entre los muros y marcaron el tempo del evento con sus intermedios, evitando la monotonía de las sucesivas lecturas.


Aspecto del auditorio durante la intervención del dúo Esther y Sebastián.


Un momento de la lectura a cargo de Victoria Pelayo, que inició el acto. 


Vicente Rodríguez y sus poemas captan la atención del público.


Lectura de poemas por Isabel Blanco Ollero.


Purificación Claver lee su cuento "Las flores vivas". 


Esteban Cortijo, Presidente del Ateneo de Cáceres y narrador en Norbania. 


Homenaje a la Revista Oropéndola. 

Gracias por tanto en definitiva a todos los que hicisteis posible esta inolvidable velada y os dejamos emplazados para la siguiente, cuando en las postrimerías de este año 2012 Norbania 3 comience su andadura. 





"La Otredad", de Hilario Jiménez Gómez, en el Aula de la Palabra

Una vez más tenemos que hacer un balance muy positivo de la última velada que hemos celebrado en el Aula de la Palabra. Fue el pasado jueves...